Vacunas, dosis y refuerzos

¡Te lo dije!
25-06-2021
Ojalá, República Dominicana

A estas alturas, creo que ya sabemos lo que es una vacuna, pero no está demás recordarlo: es la parte o el patógeno atenuado, muerto o desactivado que se introduce en el cuerpo de una persona para que genere o levante inmunidad.

Ya sabemos que hay varios tipos de vacunas y que hay patógenos contra los cuales no se ha podido desarrollar vacunas, como el VIH y el Ébola, ambos ahora con más perspectivas a raíz de las vacunas desarrolladas contra la Covid-19.

Sabemos también que hay varios tipos de vacunas contra el virus de la Pandemia. Vacunas de ARN, como Pfizer y Moderna, y otras que están basadas en la proteína RBD de la espiga del virus, como las cubanas Soberana y Abdala. Pero lo importante que todos debemos saber es que los virus mutan y los de ARN más y por eso hay tantas variantes del SARS-COV-2.

Se ha identificó en la India una nueva variante del coronavirus covid 19 la cual se ha bautizado como Delta Plus. Esta variante de coronavirus contiene mutaciones que podrían hacerla más transmisible, y está desplazando paulatinamente la variante alfa en Europa. Los científicos de la India están alarmados por la falta de evidencias científicas sobre el riesgo y comportamiento de esta variante y su rápida trasmisión.

La OMS ha confirmado que esta variante no parece ser común, representando actualmente solo una pequeña fracción de las secuencias Delta. Esta variante es moderadamente resistente a las vacunas, especialmente en personas que solo han recibido una dosis. Un estudio de Public Health England publicado el 22 de mayo encontró que una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca o Pfizer redujo el riesgo de una persona de desarrollar síntomas de COVID-19 causados ​​por la variante Delta en un 33%, en comparación con el 50% de la variante Alpha. Una segunda dosis de la vacuna AstraZeneca aumentó la protección contra Delta al 60% (en comparación con el 66% contra Alpha), mientras que dos dosis de la vacuna de Pfizer tuvieron una efectividad del 88% (en comparación con el 93% contra Alpha).

Esta variante de coronavirus ha adquirido la mutación de la proteína espiga, llamada K417N, que también se encuentra en las variantes Beta y Gamma, y que lo hacen más trasmisible o contagioso, y también se ha informado que tiene propiedades de evasión inmunológica, (la Beta se vinculó a un aumento de hospitalizaciones y muertes durante la primera ola de infecciones en Sudáfrica, mientras que se estimó que la gamma era altamente transmisible).

Después de observar el aumento sorprendentemente rápido de la variante Delta en el Reino Unido, otros países se están preparando para el impacto de la variante, si es que aún no lo sienten. Las naciones con amplio acceso a las vacunas, como las de Europa y América del Norte, tienen la esperanza de que las inyecciones puedan frenar el inevitable aumento de Delta. Pero en países sin grandes existencias de vacunas, particularmente en África, a algunos científicos les preocupa que la variante pueda ser devastadora.

El gobierno dominicano ha publicado que habrá una tercera dosis que será aplicada mínimo al mes de haberse puesto la persona la segunda dosis y deberá ser de una marca diferente a las  ya recibidas.

A eso que llaman tercera dosis, no lo es. Una dosis es la que viene diseñada dentro del estudio de la vacuna: como la cubana Abdala, concebida para tres dosis. Lo que sería una tercera inyección de una vacuna es lo que los médicos llaman un refuerzo. ¡Y también debe venir en el diseño de la misma! Cómo las cubanas Soberana Plus y Mambisa, entendidas como refuerzo.

Ninguna tercera vacuna antes de seis meses. Ni antes de completar el esquema recomendado por cada fabricante para las vacunas actualmente en uso.