Alegría de ser diferentes

Nuevas certidumbres -las nuestras, las tuyas y otras en construcción- han hecho surgir ritmos, relaciones, contenidos y formas diferentes de producir, distribuir, consumir y de contar las historias de la cotidianidad.

La gente es diferente, reconocemos.

Quienes habitamos la Comunidad Ojalá sabemos que somos diferentes y nos alegra serlo. Pensamos diferente y ¡qué bueno! que así sea.

Construir y vivir la diferencia juntos es construir libertad, es construir convivencia democrática. 

Nos gusta, además, convertir esa alegría de ser diferentes en energía creativa, innovadora de acciones y proyectos comunicacionales.

No somos imparciales ni neutrales. Tampoco independientes. Tenemos clarísimo quienes son nuestros ciudadanos queridos, a quienes, por cierto, les resulta muy reconfortante nuestro cariño y lealtad.

Y como se ha dicho ¡y bien dicho! que lo cortés no quita lo valiente, Ojalá pone empeño y cuidado en hacer periodismo con decencia y buena educación, guiada por el rigor de los hechos comprobados y animada por la máxima latina “fortiter in re, suaviter in modo”, es decir, contenido riguroso y preciso, decir suave y hermoso.