¡Otra vez! Gobierno se encamina a provocar desastre entre cebolleros

Te lo aSegura Foster
24-11-2021
Ojalá, República Dominicana

El daño que se le hizo en el último cuatrimestre del año pasado, 2020, a los productores de cebollas, parece que se repetirá, si no rectifican las autoridades su accionar, en el presente 2021.

Veamos por qué: en el período enero-septiembre del pasado año en nuestro país se sembraron 69,607 tareas de este cultivo y se había recolectado la producción en 38,788 tareas, con una producción de 1,358,994 quintales.

En el presente año, el área sembrada ascendió a 75,715 tareas (6,108 tareas adicionales) y se ha recolectado 41,683 tareas (2,903 tareas más), con una producción ascendente a 1,507,406 quintales (148,412 más).

Se recuerda el daño del año anterior que sufrieron tanto los productores como el Gobierno por el inadecuado manejo que dieron al cultivo de cebolla, con producción nacional por encima de la demanda.

Se autorizaron importaciones innecesarias. Se saturó el mercado. Las autoridades intervinieron y compraron cebollas tanto de producción nacional como importada. Al ser muy superior la oferta a la demanda, se produjo la debacle.

Cebolleros prefirieron dejar perder su producción por ser los gastos de recolección y transporte superiores al precio de venta y lo mismo sucedió con las importadas. Al Gobierno se le dañaron miles de quintales en los almacenes, lo que produjo pérdidas millonarias al Estado dominicano, que a la postre pagamos todos los ciudadanos.

Las autoridades no han rendido cuentas al país ni de los volúmenes de compras ni de las pérdidas. Este año nos llevan por el mismo camino.

Siendo suficiente la producción en el presente año, de manera inexplicable, las mismas autoridades de nuevo han autorizado importaciones innecesarias. Otra vez se vislumbran pérdidas cuantiosas a productores, importadores y ciudadanos en general.

El dinero del presupuesto lo aportamos todos los dominicanos. Para que se entienda, el consumo nacional de cebollas, oscila entre 80,000 y 100,000 quintales mensual, lo que elevaría el consumo anual a entre 960,000 y 1,200,000 quintales al año. Al comprar los datos de la producción con los del consumo nos damos cuenta de la desproporción.

De nuevo, saturación del mercado y pérdidas a la vista. Autoridades, rectifiquen su accionar, van por mal camino. Se lo dice un ex-funcionario que como ciudadano responsable lo hace de buena fe. Nuestro país y particularmente nuestros productores no se merecen los daños de sus desaciertos. RECTIFIQUEN.