¿Otra vez nos salva la visión previsora de Danilo?

08-03-2021
Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

⏱️ 2.06

La vacunación contra el covid-19 avanza en la República Dominicana. Al viernes de la pasada semana casi cuatrocientos mil dominicanos y dominicanas ya habían recibido la primera dosis. 375, 265, para ser exactos, y según lo informado por las autoridades.

¿Nos vacunamos con la vacuna de AstraZeneca como había anunciado el presidente Abinader en octubre pasado? No. Una pequeña parte se vacuna con las donadas por la India a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de  la Salud y el resto con las 768 mil dosis de la Sinovac compradas a la República Popular China.

Nadie sabe en qué quedó el contrato anunciado en octubre pasado,el cual rondaba los cuarenta millones de dólares, ocho millones de los cuales serían aportados por el sector privado, según lo anunció  el gobierno.

¿Llegó a firmarse tal contrato? ¿Cuáles son o cuáles eran las condiciones de tal negociación? ¿Llegaron los empresarios a avanzar los ocho millones de dólares? ¿Sigue el gobierno atado a tal contrato que prometía unas diez  millones de dosis?

De eso no sabemos nada. Al menos, no lo sabe quien esto escribe. Lo que sí sabemos todos es que hace pocos días llegaron las poco más de 200 mil dosis de la India y poco después las 768 mil dosis de la vacuna china. De esta última se ha anunciado un nuevo envío de unas dos millones de dosis para los próximos días.

Es decir, de no ser por la República Popular China, nos hubiésemos quedado como perico en la estaca esperando lo que no llegaba ni ha llegado ni se nos ha dicho si va a llegar, a pesar de los bombos y platillos que sonaron en octubre pasado.

¿Hubiera sido posible la adquisición de las vacunas Sinovac de no haber establecido nuestro país relaciones diplomáticas formales con la República Popular China el pasado primero de mayo del 2018?

Un paso audaz y sin dudas atinado del anterior gobierno dominicano que ha permitido a nuestro país acceder a un recurso indispensable en estos momentos como lo es la vacuna contra el Covid 19.

No sólo audaz, sobretodo previsor fue el entonces presidente Danilo Medina. Su decisión y su visita oficial a China, en noviembre de 2018, están hoysalvando la situación al gobierno dominicano, aunque, sin dudas, costaron a Medina y al PLD el rechazo de la administración Trump que mantenía una política de enfrentamiento con el gigante asiático y que abiertamente empezó a intervenir en el proceso electoral dominicano, como sabemos.

Aquella decisión hoy salva la situación al gobierno, que todavía estuviera esperando a AstraZeneca, y salva vidas dominicanas que ahora tienen la esperanza puesta en la vacuna desarrollada por los científicos chinos.