Gobierno anaeróbico

14-04-2021
Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

⏱️ 1.33 min

Más allá de la fanfarria que anuncia justicia independiente, lo que luce independiente, divorciado del sentir del pueblo, es el Gobierno.

Pretende impulsar el Pacto Eléctrico sin las observaciones o participación del Consejo Económico y Social, como lo establece el decreto 389-14.

Se queda de brazos cruzados frente a un Congreso, dominado por el partido que gobierna, que quiere aprobar un Código Penal sin las 3 causales del aborto, a pesar de que es un clamor de la sociedad.

En contrataste, sí muestra determinación para modificar una ley que permite a un abogado dirigente del partido asumir la dirección de una institución que requiere a un ingeniero como titular.

Suena como el río que la modificación de la Ley de Compras Públicas, lejos de evitar trabas y burocracia, crea huecos por donde escurrir la corrupción administrativa. Es decir, la facilita.

Luce que, como los organismos anaeróbicos, el Gobierno no necesita oxígeno para gobernar. No necesita la participación ni la opinión de más nadie. La frase “Poner el oído en el corazón del pueblo” le suena hueca y con poco sentido.

Se le olvida al Gobierno que llegó al poder con un respaldo electoral de apenas un 28.6%, un hecho que no ocurría en el país desde los 12 y los 10 años de Balaguer.

En las pasadas elecciones hubo un 45% de abstención, que es lo mismo que decir que sólo votó el 55% del electorado, y de ese 55%, por el PRM votó un 52%, es decir un 28.6% del total de los convocados a votar.

Hubo un 71.4 por ciento del electorado que no votó por este Gobierno. Esos que no votaron están observando cada detalle, cada decisión de esta administración.

Tomando en cuenta estas premisas, debería el Gobierno ser más cuidadoso en sus decisiones.