El Parque Mirador Sur: un Oasis

13-11-2021
Medioambiente | Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

Biodiversidad urbana es el conjunto de plantas, animales y otros muchos tipos de organismos que conviven con nosotros en las ciudades y otros entornos urbanizados. Los parques urbanos no solo son áreas de esparcimiento para la población sino también refugios de flora y fauna en las ciudades y como toda la naturaleza del Planeta nos brindan servicios ambientales: agua limpia, microclimas adecuados para vivir, comida saludable y vestido, y muchos más.

Según Naciones Unidas, para el 2030 el 60% de la humanidad vivirá en ciudades y Santo Domingo no creo sea ninguna excepción. Un estudio de la UNPHU de este año muestra que la ciudad ya está en déficit de 90% de espacios verdes en el polígono central, lo que ha contribuido al aumento de las temperaturas porque el crecimiento urbano no ha sido acompañado por un aumento de áreas verdes.

Uno de los parques emblemáticos de la ciudad es el Mirador Sur, inaugurado para la navidad de 1970. Este Oasis en el sur de Santo Domingo sobre antiguos arrecifes de coral de la formación Isabela descrita por el profesor Marcano e Iván Tavares, en los 80, aún conserva relictos del tipo de vegetación natural del bosque costero sobre rocas.

No es comparable en superficie a otros parques famosos de ciudades, como New York y su Central Park, o el del Retiro de Madrid, pero como si lo fuera porque desempeña funciones equivalentes, solo que los mencionados reciben un cuidado esmerado y el nuestro es considerado como un área urbana más sin tomar en cuenta su función ecológica de refugio de biodiversidad.

Veamos algunos números: el CP de NY tiene 26,000 árboles en los que se refugian 275 especies de aves y el Retiro de Madrid tiene 20,000 que corresponden a 167 especies diferentes de plantas. Bogotá tiene 1.2 millones de árboles sembrados en sus espacios públicos y aún así no son suficientes para mitigar la huella ambiental de la ciudad ni para garantizar el bienestar de los bogotanos, lo cual está pasando aquí también. La ciudad de Cali censó en 2015: 52,604 árboles en espacios públicos. En ciudad de México alcanzaron su meta inicial para 2020 de 10 millones de árboles y plantas y continuarán incrementando.

¿Sabe el Sr. Francis Metz cuántos árboles y arbustos habitan el Parque Mirador Sur? Y le preguntamos a él porque fue el único que se dignó a responder las denuncias de los ciudadanos que amamos el parque, horrorizados por la tala de árboles nativos recientemente.

La Junta de Vecinos del Parque Mirador Sur nos hizo llegar su tuit del seis de noviembre ya que este señor dice que en los “51 años que va a cumplir el parque nunca había recibido un mejor manejo ni mantenimiento de su arbolado”. Pues mis estudiantes y yo sí lo sabemos porque desde 2015 estamos haciendo inventarios y proyectos de clases allí.

En el inventario de árboles y arbustos habíamos contado 12 mil 818 individuos pertenecientes al menos a 63 familias de plantas y a 149 especies. La proporción entre introducidas y nativas fue superada a favor de las nativas por la campaña de siembra intensiva llevada a cabo por del exvicepresidente de la República Jaime David Fernández Mirabal cuando fue ministro de Medioambiente, porque en los primeros inventarios las introducidas e invasoras (lino criollo, chachá, flamboyán, y la casia amarilla) estaban en ventaja en ese parque. Por eso también la familia más abundante en el parque es la fabácea o leguminosa.

Para manejar un parque como el Mirador Sur y que brinde servicios ecosistémicos eficientes y no solo recreación a los visitantes humanos hace falta más que podar y maltratar o talar, que es lo que han estado haciendo con el arbolado del parque. Es necesario tomar en cuenta a todos los usuarios del parque así como la información disponible en los artículos publicados en revistas científicas nacionales e internacionales sobre el tema y usar la ciencia para la planificación y ordenamiento del área.