Con COVID-19 y sin delivery

26-01-2021
Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

¿Te has puesto a pensar qué hubiese sido de nosotros sin delivery durante este largo confinamiento por COVID-19?

Seguramente, más contagios y más muertes. Y una covidianidad más insoportable aún.

Por fortuna, la distribución o entrega a domicilio, facilitada por la telefonía e Internet, era ya una preferencia creciente mucho antes de llegar la pandemia.

Claro, urge decir que si bien las compras en línea no son tan entretenidas y precisas como las presenciales, son ágiles y cada vez más confiables: “what you see (order), is what you get”.

Las causas de esta “preferencia creciente por la entrega a domicilio” habría que buscarlas en ciudades sobrepobladas, territorialmente extensas y de circulación poco amistosa, que se convirtieron en depredadoras del tiempo de sus habitantes.

La verdad es que la gente tiene una vida complicada, con muchas cosas que hacer bajo la angustia de incertidumbres laborales, de ingresos, de protección social y de pareja. Vive en las prisas, gestionando lo mejor que puede su tiempo, que siempre resulta escaso.

El confinamiento por COVID-19 y la incertidumbre sanitaria que agregó, han acelerado en unos casos y provocado en muchos otros, la revalorización del hogar, de los parques, la reconfiguración de espacios en restaurantes, bares, hoteles, colmados, panaderías, pastelerías, farmacias y supermercados y creado formas de mercadeo y comunicación novedosas.

Se están agrandando las cocinas y las áreas de despacho (incluido el pick up), mientras se ha hecho imperativo la digitalización de procesos de recepción de pedidos, de gestión de inventario y de producción y de los menús y se contratan ejércitos de deliveries . 

El uso de Instagram, WhatsApp, ha propiciado la aparición de una narrativa fotográfica y audiovisual “artesanal” efectiva desde los dueños mismos de los negocios, como reacción a la catástrofe sanitaria y de ventas.

PedidosYa en nuestro país (inicialmente DeliveryRD), por ejemplo, empresa mundialmente conocida de delivery en línea, con una estrategia de mercadeo inteligente y cercana y con una capacidad de resolución óptima, ha contribuido grandemente a mitigar el impacto del COVID-19 en miles de hogares dominicanos.

Über Eats y Glovo son otras empresas mundialmente conocidas de delivery en línea que ofrecen sus servicios en República Dominicana.

Pero, dado el peso que tienen las compras de los dominicanos en los colmados, los deliveries de colmado han sido la salvación para los hogares, como también para sus propietarios que han visto crecer sus ventas.

Mientras empresas como salones de belleza reducen su nómina de empleadas, los contratados para delivery crecen notablemente.

Si médicos y enfermeras merecen nuestro aprecio por su combate en primera línea contra el COVID-19, igual merecimiento se han ganado los deliveries con el avituallamiento de los hogares.

A todos ellos, gracias.