A Tatica, la de Higüey

20-01-2022
Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

Virgencita de la Altagracia, el pueblo dominicano la ama y en este momento usted tiene que hacer algo para librarnos de tantos males. 

Mañana es su día y ante la cruz cargada de penas que este Gobierno nos impone, le pedimos que ejerza su poder para recordarles, que no fueron elegidos para gobernar en beneficio de los ricos y su gente, que así no se vale.

Mire usted señora Virgen, dígale claro al presidente que deje de vender lo que es del pueblo, comenzando por Punta Catalina y terminando en las bellas playas de Pedernales, que pare eso, que este país es suyo y de nosotros.

Hable usted con el Gabinete de Salud para que dejen de jugar con este pobre pueblo en medio de la pandemia.

Con el tema de la educación, vea a ver si usted logra algo, sabemos que a usted le duele ver como van destruyendo el sistema educativo y dejando sin enseñanza a nuestros niños y jóvenes.

Ay Tatica, usted sabe cuanto le quieren los campesinos y campesinas, interceda por ellos, se están quedando sin crédito, sin producción y lo que pueden ganar se queda en manos de los intermediarios.

No quisiera cansarla, pero hable también en favor de políticas que protejan nuestras mujeres, nuestros niños y niñas, los ancianos, la gente que no tiene empleo, en fin, interceda por toditos nosotros, porque a esta gente no le duele este pueblo.

Tres cosas antes de terminar querida Virgen, recuerde que son mentirosos, pídale hechos y no palabras.

Segundo, ni por asomo le enseñe los papeles de la Basílica porque la venden con usted adentro, y por último, no vaya sola, lleve a San Miguel por si acaso, porque con este Gobierno ni usted está segura.

Ay Tatica, se me olvidaba, si le da tiempo clame por los precios de la comida, el gas, la gasolina, la electricidad y las medicinas.