Inflación versus asalariados

28-02-2022
Ojalá ¡No me digas!
Ojalá, República Dominicana

Cuando la inflación ataca, las empresas contraatacan: suben también los precios de los bienes y servicios que fabrican.

La ecuación es sencilla: si suben los costos, suben los precios.

No pasa lo mismo con los asalariados que fabrican y venden horas de su vida en un empleo.

La inflación ataca y los asalariados nada pueden hacer por ellos mismos.

Impotentes, empobrecen, sufren,  cuando suben los precios de los alimentos, las medicinas, la energía eléctrica, el transporte y la vivienda.

La buena noticia es que el Estado dominicano puede ayudar de muchas formas.

Una de ellas es aplicando la ley 11-92 que indexa por inflación la exención contributiva de los asalariados al Impuesto Sobre la Renta.

La inflación es cruel y no deja de atacar: volvió a subir en enero y febrero.

Cumplir la ley 11-92 podría ser un gran alivio.