¿Vale la pena aprovechar el “Black Friday”?

Ciencia, Tecnología e Innovación
24-11-2021
Ojalá, República Dominicana

En esta semana, en base a la tradición conocida como “Black Friday” o “Viernes Negro”, arranca oficialmente la temporada de compras navideñas.

Solía ocurrir que “Viernes Negro” era un acontecimiento propio de los Estados Unidos, y que era allí donde su ocurrencia daba luz verde a una las temporadas más esperadas por los comerciantes, pero hace años que dejó de ser algo exclusivo de ese país.

Por un tema de globalización, transculturación, marketing y psicología, el “Viernes Negro” se ha convertido en un fenómeno global y, como tal, no escapamos a este en la República Dominicana.

Por definición de origen, el “Viernes Negro” típicamente se realiza al día siguiente de la celebración de Acción de Gracias en Estados Unidos, acontecimiento que ocurre el cuarto jueves del mes de noviembre.

Aquí en la República Dominicana, lo mismo que en Brasil y Sudáfrica, no celebramos Acción de Gracias por la sencilla razón de que no somos descendientes de los peregrinos, pero no impide que para estas fechas ya estén los anuncios de “Viernes Negro” a todo dar.

Algo curioso que ha ocurrido con el paso de los años es que ya el “Viernes Negro” no es un evento necesariamente de un día. Hay comercios que extienden los descuentos y ofertas por todo un fin semana. Otros van más lejos y lo dejan por el mes completo. Igualmente se han dado casos de comercios que se adelantan y empiezan en octubre con la cantaleta.

“Viernes Negro” es un día de caos y tapones, sin importar que se haga en Londres, Santo Domingo o Nueva York, por lo que cada vez más gente opta por hacer esas compras vía Internet.

Desafortunadamente, son pocos los comercios dominicanos que han abrazado la temática online, por lo que las filas y las escenas de gente cargando con paquetes enormes en pequeños motores son comunes cuando hay ofertas de “Viernes Negro” en vigencia.

Ahora bien, ¿realmente vale la pena aprovechar el famoso “Black Friday”? Sea online o presencial, la respuesta dependerá de muchos factores, pero lo más probable es que no sea necesario maltratarse entre la muchedumbre para caerle atrás a especiales o, en el caso de compras online, exponerse a transacciones duplicadas o que simplemente no procesan por sobrecarga de los sistemas.

Si se fijan, el año entero hay especiales. Se da a nivel local en tiendas físicas y en el ámbito online, donde Amazon es uno de los destinos más populares. El atractivo del “Black Friday” es más un fenómeno de marketing que algo real, y es bueno tomarlo cuenta porque muchas son las historias de gente que se ha sentido estafada con ofertas engañosas en estas fechas.

Para el venidero “Viernes Negro”, lo mejor es optar por hacer las compras online, en caso de ser posible. Si no, averiguar bien si la oferta es real o un mero engaño de números.

Para el caso de compras online en tiendas que no sean locales, recuerden que existe otra oportunidad de ofertas más adelante, pues al “Black Friday” le sigue el “CyberMonday” y, ¿qué creen? Los negocios locales también se van montando poco a poco en esa ola.