Quirico Castillo: un investigador con la fuerza de los elementos

30-12-2021
Ciencia, Tecnología e Innovación
Ojalá, República Dominicana

Si fuera necesaria solo una palabra para describir a este “encontrador” de moléculas, la tengo clara: imparable. Así ha sido la carrera del profesor Quírico Alejandro Castillo Perdomo. Desde su desempeño como monitor, ayudante de profesor, graduado de la carrera Cum Laude, ha subido todos los peldaños de la carrera docente como corresponde a un académico interesado en la academia y su misión de producción de conocimientos y de hacer ciencia.

Escuché por primera vez de él en el 2017 por los estudiantes de Pedagogía (que no sabía que compartíamos) a raíz de su entrevista en uno de los periódicos de publicación nacional. Hablaban de él con tanta admiración que francamente no pude evitar sentir un poco de envidia (de la buena, claro). Desde entonces he seguido de lejos, pero con atención, la carrera de este portento de nuestra Alma Mater y orgullo de nuestra Facultad de Ciencias.

En 1996 se gradúa de Licenciado en Química, Cum Laude, y sé que algunos pensarán: no es un genio. ¿Por qué no Magna o Suma Cum Laude? Pues porque no era fácil en esos tiempos graduarse con los máximos lauros en esa Academia. Lo digo por experiencia propia.

Pronto partió a estudiar fuera una especialidad en la universidad estatal de Dakota del Sur (USA) al regreso de la cual fue promovido a profesor adscrito, y luego a la de adjunto. Categoría que le queda obviamente pequeña ya. Para no gustarle los aviones, no se amilana, cuando de estudiar y hacer investigación se trata porque hizo su doctorado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias (ULPGC), en 2016, pero antes había hecho estudios en la de Tenerife (2006), también en las islas Canarias, y también en la de Oviedo, Asturias, en 2007.

Desde 2013 empezó a publicar en revistas muy prestigiosas de Química y desde entonces no ha parado a un ritmo de un artículo cada dos años o cada año. Se ha especializado en la fitoquímica, y más específicamente en la quimiotaxonomía, rama que se encarga de estudiar los compuestos químicos que producen algunos taxones de plantas. Luego, desde 2015, sus publicaciones se han especializado aún más en los metabolitos secundarios (compuestos especializados en las plantas) que tienen actividad anticancerígena, como las lactonas sesquiterpénicas de la familia asterácea.

Su publicación de la primera molécula de la especie Koanophyllium gibbosum fue escogida como portada de la famosa Tetrahedrom Letters, en 2019, de ahí surgió la patente que cedió a la universidad, haciendo historia en nuestro país.

Quírico Castillo de la UASD presenta descubrimiento molécula patentizada en RD para curar el cáncer. Foto: zolfm

¡Pero pensaría cualquiera que esta pandemia que tanto ha afectado la investigación científica en el mundo entero también ralentizaría a Quírico! Pero no. Ahora sale con tres nuevos Koanolidos de la misma especie de planta (B-D) esta vez publicadas en Phytochemistry Letters, del grupo Elsevier, que tuvo la gentileza de compartir con colegas de la facultad de manera solidaria.

Es una persona más bien discreta y como no sea para divulgar sus logros no sale en la prensa, como la reciente entrevista de radio en un importante medio.

Padre de dos hijos adolescentes, lo cual es un reto ya, supongo que por eso abrió un perfil en Instagram. Escogidista, pero no es fanático. Buen diente, lo que se nota. Gran compañero y amigo de sus colegas de la facultad y entusiasta UASDIANO. Si quieres saber más de él lo encontrarás siempre en su laboratorio de la Facultad de Ciencias.

¡Salud y buenas jornadas de investigación tengan usted y su equipo para que continúen siendo fanal de nuestra Facultad de Ciencias y de nuestra Alma Mater!