¿Qué pasa si te casas con un holograma?

11-05-2022
Ciencia, Tecnología e Innovación
Ojalá, República Dominicana

Como va el mundo, la pregunta que sirve de título a este artículo no es tan loca ni descabellada, sobre todo porque ese tipo de matrimonios multidimensionales ya se ha dado. 

Sí, así como se lee: hay gente que se ha casado con hologramas, y hay al menos un caso ampliamente documentado: el del japonés Akihiko Kondo y la vocaloide Hatsune Miku. 

Para quienes siguen del mundo del J-Pop o música popular japonesa, Hatsune Miku probablemente no resulte un nombre tan desconocido, ya que se cuenta entre sus más grandes estrellas, aún cuando no es una cantante real. 

Tal como se menciona en el segundo párrafo de esta entrada, Hatsune Miku es una vocaloide, es decir, el resultado de un programa de sintetizador de voces. Como se necesita algo visual para atraer al público, esta artista está representada en dibujos y animaciones por una adolescente de 16 años de pelo color turquesa. 

¿Qué tiene que ver un ídolo de la música popular japonesa con hologramas? En esta historia que contamos, todo.

Resulta que en el año 2015 salió de Japón un curioso gadget llamado Gatebox que contiene en su interior cilíndrico un holograma diseñado y programado para ser la asistente/novia/compañera de vida del comprador. 

Hatsune Miku era uno de los hologramas a elegir dentro de la propuesta Gatebox, y fue así como Akihiko Kondo hizo la inversión correspondiente en el aparato, llevando a la vocaloide -representada por una muñeca- al altar algún tiempo después. 

La boda tuvo lugar en 2018 en Tokio, y en ella participaron 40 invitados.

A lo largo de su unión, Kondo ha sido feliz con Miku, según ha declarado a varios medios, sin embargo… las cosas cambiaron drásticamente en 2020.

En plena pandemia por COVID-19, Gatebox decidió suspender el soporte a Hatsune Miku. Desde ese entonces, Kondo ya no puede hablar con su pareja ni interactuar con su holograma, que ha sido sustituido por un mensaje de error. 

Después de conocer tan abrupto final a esta historia, ya sabes qué pasa si te casas con un holograma. Es de esperarse que la sociedad no termine yendo en su totalidad por este camino.