Las gafas de Facebook son atractivas, pero podrían salir caras

22-09-2021
Ciencia, Tecnología e Innovación | Comunicación
Ojalá, República Dominicana

Facebook, eterno copión de la competencia, finalmente le cayó atrás a Snapchat en una de las pocas áreas donde no se había metido: gafas “inteligentes” para llevar la interacción social a otro nivel. 

La idea, según se ha visto desde 2016 con la oferta de Snapchat, es ofrecer al usuario una oportunidad de compartir la acción desde su punto de vista, equipándose para los fines a un par de gafas con cámara, micrófono y la posibilidad de conectar a las redes sociales de manera fluida. 

Las gafas de Snapchat, llamadas Spectacles, vienen a ser una versión juguetona y muy simplificada de las gafas inteligentes que Google trató de imponer nueve años atrás. 

Conocidas simplemente como Google Glass, estas integraban una serie de capacidades de realidad aumentada que además se combinaban con los servicios y aplicaciones de Google para ofrecer una experiencia de navegación y exploración muy completa. 

En 2012, cuando se introdujo el concepto de Google Glass, el entusiasmo no tardó en volverse preocupación. La respuesta del público hacia esta propuesta de Google fue tan hostil que no le quedó a la compañía más opción que descontinuar la versión para consumidor y concentrarse en el mercado empresarial. 

Dado que las Spectacles de Snapchat siguen en pie, podría pensarse que el mercado ha cambiado y que hay mayor tolerancia hacia este tipo de productos. Sin embargo, con Facebook las alarmas no han tardado en dispararse. 

Las gafas inteligentes de Facebook, anunciadas el 9 de septiembre en conjunto con EssilorLuxottica y presentadas bajo la reconocida marca Ray-Ban -que pertenece a este último grupo- son una oferta bastante similar a la de Snapchat, salvo algunas diferencias.

De entrada, Facebook ha indicado que estas gafas son un primer paso hacia una oferta de próxima generación donde se integren capacidades de realidad aumentada, y para ello tiene un contrato multianual con EssilorLuxottica. 

Lo de la realidad aumentada pone a pensar en muchas posibilidades, pero el verdadero problema de estas gafas es su procedencia. Facebook se ha convertido en sinónimo de problemas por el lado de la seguridad y la privacidad, y no pocos están en alerta con esta nueva incursión.

Justo en esta semana han salido a relucir las preocupaciones de organismos y reguladores europeos. De manera particular, se pide a Facebook dar garantías de que el indicador LED de grabación que incluyen estas gafas es suficiente para alertar a otros de cuando están en uso. 

Por 299 dólares, estas gafas de Facebook, oficialmente llamadas Ray-Ban Stories, resultan atractivas, pero hay que tomar en cuenta el potencial costo por el lado de la privacidad y seguridad de los datos.