La nueva carrera espacial: ¿capricho o necesidad?

Ciencia, Tecnología e Innovación
27-07-2021
Ojalá, República Dominicana

¿Te gustaría viajar al espacio?

Lo que antes estaba reservado exclusivamente a astronautas está, de repente, al alcance de cualquiera que tenga el dinero para pagarse un viaje de estos. 

La hazaña, que no pasa de ser un viaje suborbital en el sentido de que no llega mucho más lejos de la frontera espacial, la debemos a multimillonarios del calibre de Richard Branson y Jeff Bezos, quienes cumplieron con sus respectivos sueños en este mes de julio. 

Branson, fundador del grupo Virgin, fue el primero en llegar más allá de las 50 millas de altura (80 kilómetros) sobre el nivel del mar que definen, según la  Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos (NASA), el inicio de la anhelada frontera espacial. Esta se conoce también como línea de Kármán, y se usa para definir el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

La hazaña de Branson tuvo lugar el pasado 11 de julio, mientras que la Bezos -el fundador de Amazon- ocurrió 9 días después, el 20 de julio, coincidiendo con el 52 aniversario de la llegada a la Luna.

¿Será una coincidencia que ambos multimillonarios hayan optado por hacer sus respectivos viajes con apenas días de diferencia? En el caso de Bezos, la fecha es algo más que simbólica, pues sirvió para dar la oportunidad a una astronauta de 82 años, Wally Funk, de -por fin- llegar al espacio. Funk, quien participó en el programa espacial para mujeres de la NASA en la década de 1960, nunca pudo experimentar ese momento porque el programa fue suspendido antes de poder participar en una misión. 

Tomando en cuenta que tanto Branson como Bezos han amasado una considerable fortuna, no pocos ven esta coincidencia de viajes al espacio como una suerte de guerra de egos, criticándose el gasto incurrido (550 mil dólares por minuto, en el caso de Bezos) y la contaminación provocada por los cohetes al despegar.

¿Se tratará realmente de una guerra de egos o, peor, de crear nuevas oportunidades de negocio para seguir aumentando sus fortunas? La respuesta no es tan sencilla como pudiera parecer. Bezos lleva algún tiempo planteando que la única oportunidad real de supervivencia de la raza humana a largo plazo es colonizar el espacio, planteamiento basado en el hecho de que el planeta Tierra está en muy malas condiciones.

Según la visión de Bezos, y siendo esta la razón de ser tras Blue Origin, su emprendimiento espacial, una primera etapa de esta colonización consistiría en mudar a empresas e industrias al espacio. Más adelante se estarían desarrollando los asentamientos humanos de lugar. Si bien Branson no plantea escenarios tan drásticos, si ha visto oportunidades más allá del simple turismo espacial, involucrando de manera directa a agencias gubernamentales. 

Podrá parecer de ciencia ficción, pero la triste realidad es que hemos causado daños al planeta Tierra que están a punto de declararse irreversibles. ¿Dará tiempo hacer esa colonización? No hay forma de responder esta pregunta, pero sí es un buen momento para indicar que Elon Musk, el de Tesla, es otro que cree en la colonización espacial para salvarnos, siendo Marte su destino favorito. ¿Cómo lo ven?