¿Hacia dónde nos lleva el metaverso?

22-12-2021
Ciencia, Tecnología e Innovación
Ojalá, República Dominicana

En un futuro no muy lejano, si nos llevamos de la visión de Mark Zuckerberg y su compañía Meta, la gente estará desenvolviéndose mayormente en mundos virtuales que contarán con todas las facilidades a las que estamos acostumbrados en el mundo real. 

Aunque esta visión parece lejana, lo cierto es que lleva alrededor de diez años en desarrollo, y por eso es que, de repente, el concepto de “metaverso” es el tema de moda en el ámbito tecnológico. 

El metaverso es el término que designa esos mundos virtuales donde se pretende que vivamos, trabajemos, estudiemos y socialicemos, cosas que de por sí hacemos día tras días en el mundo real. 

¿Cuál es el punto del metaverso? ¿Qué se persigue con este afán de mundos virtuales? Todavía no queda claro qué gana la humanidad con este desarrollo, pero todo apunta que se trata de un paso hacia la trascendencia, un estado de existencia más allá de lo físico por vía de haber descargado nuestro cerebro y esencia a una memoria que reside en una máquina. 

Llegar a la trascendencia tomará tiempo, y es posible que se combine con los afanes de exploración espacial que ejecutan personajes como Jeff Bezos y Elon Musk por un tema de sostenibilidad y sobrevivencia de la humanidad en el largo plazo.     

En este momento, el metaverso está en sus inicios, y es bueno aclarar que no solo se trata de la visión de Zuckerberg: coexisten varias propuestas de este tipo en la actualidad, con jugadores como Microsoft, Boeing, Nike y otras compañías de renombre apostando a nuevas oportunidades de crecimiento y expansión. 

El metaverso es un espacio tan floreciente y prometedor que han surgido numerosas startups que buscan sacar provecho a esta fiebre, sobre todo a nivel de terrenos e inmuebles virtuales que se venden y se alquilan a precios exorbitantes. 

Como va la cosa, y en atención a la visión ya expuesta por Zuckerberg y otros, tendremos sociedades completas conviviendo en el metaverso, con las mismas mañas que vemos en las sociedades físicas de hoy: basura en las calles, delincuencia, atracos, robos, indigencia, etcétera. 

Si esto último parece exagerado, ya hay un antecedente que aporta validez a la teoría: en Horizon Worlds, la plataforma social que Meta abrió al público de Estados Unidos y Canadá el pasado 9 de diciembre, una mujer ha denunciado haber sido manoseada por uno de los avatares con que compartía espacio. 

Este incidente ocurrió mientras Horizon Worlds estuvo en fase de prueba, la cual duró dos años, y quizás lo más curioso es que antes de esto ocurrió otro incidente de acoso en una simulación virtual de un videojuego. 

Dice mucho de la humanidad que en Horizon Worlds haya mecanismos para crear zonas seguras que evitarían este tipo de incidentes desagradables, siendo el mensaje muy claro: ni en el metaverso estamos seguros.