“Menú del día” y su impacto en el turismo español

03-11-2020
Buen Comer
Ojalá, República Dominicana

Pese a la evolución de las costumbres gastronómicas, el «Menú del día” sigue siendo la principal fórmula alimenticia en toda España.


El menú, tal y como lo conocemos, es una particularidad española. Otras naciones europeas como Francia o Portugal cuentan con el «Plato del día”, pero la norma de dos servicios, frasca de vino y postre, es típica de España.

La idea se le ocurrió a Manuel Fraga, exministro de Turismo de España, en el verano de 1964. Inspirado por fórmulas precedentes, se sacó de la manga el menú turístico en plena invasión escandinava.


La decisión fue un dolor de cabeza para los restauradores, debido a que se vieron obligados a servir platos de bajo costo a los pudientes turistas.


Sin embargo, no solo logró su cometido de fomentar las visitas de extranjeros a España, sino que cambió el rumbo de la historia de la gastronomía española y del mundo.

Las dietas van y vienen pero el “Menú del día” se mantiene tan ajeno al paso del tiempo. Su peor pecado: dejar con hambre al comensal.


Si destinabas aquella suma de dinero ganada con mucho esfuerzo en comer fuera de casa, todo lo que no fuese salir saciado era como para no volver (y en la actualidad, dejar una mala reseña en la aplicación de viajes Tripadvisor).

¿Quieres conocer más sobre la importancia e impacto que, hasta el día de hoy, 56 años después, tiene el “Menú del día” en el turismo español?

Te invitamos a leer este fascinante artículo publicado por El Confidencial y que compartimos para tu degustación completa, titulado “El éxito eterno del menú del día revela quiénes somos de verdad los españoles”.