Ser católicos y defender derecho de mujeres a decidir, es posible

Mujeres - 04-12-2020

¿Se puede ser católica y estar a favor del aborto legal? Marta Alanís, del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir, nos da la respuesta en una reseña del medio argentino Página 12.

Marta Alanís forma parte del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir, una organización sin fines de lucro de personas católicas, comprometidas con la defensa de los derechos de las mujeres.

En diálogo con Paloma Bokser y Nico Artusi en Imagen Positiva, del canal de noticias IP, habló de su postura en relación al aborto en pleno debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

«Nosotras somos una disidencia en temas de moral sexual, la jerarquía tampoco es fiel a la doctrina porque propone un avasallamiento a las conciencias, inciden sobre el Estado laico para que ninguna persona gestante pueda acceder a la interrupción voluntaria del embaraza y eso no está bien para las propias leyes de la iglesia».

Si algo caracteriza a Alanís es su habilidad para promover procesos colectivos y el entramado de alianzas transversales.

Bajo estas premisas se viene desempeñando en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, desde su creación.

Alanís fue una de las ideólogas de que el pañuelo verde sea el símbolo del reclamo por el aborto legal, en 2003, en el XVIII Encuentro Nacional de Mujeres, que se hizo en Rosario.

Al año siguiente, en la ciudad argentina de Mendoza, se definiría el nacimiento de la Campaña, que finalmente fue lanzada públicamente el 28 de mayo de 2005.

Alanís, también promovió la creación del Fondo de Mujeres del Sur, desde donde se brinda ayuda económica a proyectos empujados por mujeres, lesbianas, travestis y trans, de la región en la ampliación de derechos desde hace una década.

Nació en Cañada de Gómez, provincia de Santa Fe. Casado por la Iglesia, con su marido Luis tuvo tres hijos y una hija. Hoy disfrutan de dos nietas. 

Fuente:
Página 12