Pregúntale a la pediatra con Elyant Mendoza

21-04-2021
Sonreír Todavía
Ojalá, República Dominicana

Elyant Mendoza es una doctora comprometida, que ejerce su profesión con muchísimo entusiasmo. 

Quería estudiar una carrera relacionada con servicio y se inclinó por la medicina porque era un reto. Fue enamorándose de la medicina y de la pediatría y no se arrepienta en lo absoluto. 

Como pediatra ve enfermedades crónicas y a veces no depende de ella el final, pero si por su esfuerzo, un niño o niña sale de emergencia o intensivo, eso le ilumina la vida. 

Además del paciente, tratan psicológica y emocionalmente a los familiares. Sobre todo, con este boom de informaciones en las redes sociales. Tienen el compromiso de estar ahí para ellos y para explicarles cualquier situación relacionada con sus hijos. 

En los primeros dos años, los padres van para chequeos regulares, vacunación, consultas sobre crecimiento y desarrollo del bebé. 

En en el centro, en Neopediatrica, son un grupo de seis profesionales: neonatólogos, pediatras y especialistas en nutrición, que asesoran de manera integral a los niños. 

Hay momentos difíciles. Ella nos cuenta que lo más duro es cuando un niño que ayudó a nacer, se le detecta una enfermedad crónica o cuando pierdes la vida de un paciente. Da muy duro y eso es algo que no te lo enseñan en la escuela de medicina.