La incertidumbre agobia y angustia a productores de cebolla

11-04-2022
Producción Alimentaria
Ojalá, República Dominicana

Por segundo año consecutivo, productores de cebolla de diferentes zonas productivas del país sienten gran incertidumbre respecto a la posibilidad de vender sus cosechas a precios que les permitan cubrir sus costos de producción y obtener un margen mínimo de beneficios. Este es el caso específico de los productores miembros de la Asociación de Cebolleros de Sabana Yegua, quienes suplican al gobierno para que no autorice importaciones nuevamente el momentos de cosecha.

Los líderes productores explican que han invertido más de RD$250 millones de pesos para cultivar 6,500 tareas  y esperan una producción superior a los 230 mil quintales. La cosecha de esa área de siembra emplearía cerca de 2,600 personas, lo cual permite formarse una idea del gran impacto económico y social que genera la producción de ese cultivo solo en Azua. Igualmente, puede afirmarse que la economía de Vallejuelo en la provincia San Juan y Palenque en la provincia Peravia dependen de la siembra del cultivo de cebolla.

Los productores de cebolla de esas zonas productivas han sufrido las consecuencias de las importaciones inoportunas autorizadas por el gobierno del PRM. La Tabla 1 muestra las importaciones de cebolla, en toneladas métricas, en el periodo 2013-2021. Los datos indican un aumento de las importaciones de cebolla en el año 2020 de 9,259 toneladas métricas o 203,698 quintales, equivalente a un 73%, respecto al año 2019.

Tabla 1. Importaciones de cebolla en el periodo 2013-2021, en toneladas métricas

201320142015201620172018201920202021
       6,377       5,556       6,845       8,253       8,479     10,633     12,649     21,908     13,999
Fuente: Elaboración propia con datos del Ministerio de Agricultura

Los datos presentados en la Tabla 2, muestran claramente un aumento desproporcionado de las importaciones de cebolla en los meses de septiembre – diciembre de 2020. Es decir, el gobierno del PRM autorizó importaciones de cebolla por un volumen superior a las 19,000 toneladas métricas (418,000 quintales), permitiendo a los importadores acumular grandes inventarios para deprimir los precios  a nivel de los productores. Esa fue una de las principales causas por las cuales miles de productores de todo el país protestaron, reclamando precios justos para su producto.

Tabla 2. Importaciones mensuales de cebolla durante el año 2020, en toneladas métricas

Ene.Feb.Mar.AbrilMay.Jun.JulioAgo.Sept.Oct.Nov.Dic.
        322          99        308        639        292          17        110        395        601     4,359     8,849     5,910
Fuente: Elaboración propia con datos del Ministerio de Agricultura

Contrario a las acciones erradas y a favor de algunos importadores del presente gobierno del PRM, el gobierno de Danilo Medina y el PLD ejecutó políticas públicas agropecuarias que siempre llevaron certidumbre a los subsectores productivos y sus productores.

El gobierno de Danilo Medina y el PLD ejecutó el proyecto más grande de toda la historia del país a favor de los productores de cebolla. Concretamente, se trata del Proyecto Presa Las Dos Bocas, el cual incluyó la construcción de una presa, instalación de sistema de riego presurizado por goteo a 36,000 tareas, capacitación y organización de 1,311 productores beneficiarios.

Ese gran proyecto de una de las primeras Visitas Sorpresa del gobierno del PLD permitió incrementar la productividad del cultivo de cebolla, las áreas de siembra y cosecha y la producción total en más de 263,000 quintales, alcanzando 1,522,691 de quintales.

Adicionalmente, el gobierno de Danilo Medina construyó en Vallejuelo y San Juan centros de curado y secado de cebollas y granos. Centros que permiten a los productores agregar valor a la cebolla y otros productos para comercializarlos en el momento oportuno que demande el mercado.

Ese apoyo de un gobierno que protegió y priorizó la inversión en el campo garantizó abundancia de productos, a precios asequibles a los consumidores, en momentos de sequías, inundaciones, crisis internacionales y durante la pandemia del Covid-19. Aún en esos momentos de dificultades, los productores de cebolla y otros rubros tenían certidumbre y garantías de rentabilidad.