Importancia socioeconómica del sector agropecuario en actual contexto de inestabilidad mundial

02-05-2022
Producción Alimentaria
Fundación Economía y Democracia, República Dominicana

La sequía, la pandemia del Covid 19, y más recientemente, el conflicto bélico que se está desarrollando entre Rusia y Ucrania, ha puesto de manifiesto que, los países que no cuentan con una estructura agropecuaria fuerte, se exponen a los efectos de los cierres o cortes de suministros internacionales, o a la especulación de los precios de los productos agropecuarios.

El sector agropecuario dominicano aporta cerca del 85% de la demanda agroalimentaria nacional. Esa gran capacidad de autoabastecimiento, se ha puesto manifiesto en todo el período de la pandemia del Covid 19 y en la etapa de desconfinamiento post Covid 19, dado el hecho de que la República Dominicana ha sido uno de los países donde no hubo desabastecimiento de alimentos de origen agropecuario.

En el año 2021, según estimaciones del Banco Central, el PIB agropecuario fue de 306 mil millones de pesos, representando el 5,7% del PIB total (cifras estimadas preliminarmente).

El sector aportó 405,331 empleos, equivalente al 9.2% del total nacional.

Las exportaciones agroindustriales, atendiendo los datos del portal Trade Map, fueron por 2,222 millones de dólares, equivalente a casi una quinta parte del valor total exportado.

Los productos de la canasta básica agroalimentaria de la República Dominicana, tienen una representación muy significativa en el PIB agropecuario.  

Dentro del subsector Ganadería, la carne de mayor demanda popular, Pollos Vivos presenta un valor agregado por algo más de 22 mil millones de pesosLeche Fresca tiene un valor agregado de algo más de 16 mil millones de pesos, entre otros.

Hacemos esta reflexión, por el proyecto de ley sometido, que, de manera provisional, grava con tasa cero en el arancel de aduanas ciertos bienes que afectan el costo de los alimentos que constituyen un componente básico para la alimentación de la familia dominicana, por un período de seis meses, contados a partir de la entrada en vigor de la ley que ahora se propone.

Hay que señalar que, las importaciones de esos productos, provenientes de los países del DR CAFTA, ya entran al país con cero aranceles, excepto el pollo, la leche en polvo y el arroz.

El acuerdo DR CAFTA implica un esquema de reciprocidad arancelaria con los países signatarios. El proyecto ley, le daría un acceso de cero tasas de arancel a países que no le dan o darían el mismo tratamiento a la República Dominicana.

En esta parte es importante señalar que, hay países con los que no tenemos acuerdos comerciales y que sus productos pidieran entrar sin pagar derechos arancelarios de aprobarse ese proyecto de ley, que sus productores agropecuarios reciben una cantidad significativa de subsidios que, haría prácticamente imposible que los productores agropecuarios nacionales pudieran competir.

Otro aspecto a tomar muy en consideración el alto riesgo de transmisión de enfermedades agropecuarias, que también pudiera afectar la sanidad agropecuaria dominicana, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria dominicana, y el abastecimiento de los mercados de exportación.

Entendemos el interés y la intención que tiene el Gobierno, de facilitar el acceso de los bienes alimenticios de mayor demanda a la población.

No obstante, sugerimos evaluar los efectos, que pudieran ser permanentes, de una medida que es de carácter provisional o transitoria.

Sugerimos aplicar acciones de políticas públicas que le garantice a la población más vulnerable el acceso a esos bienes de la canasta familiar. Dentro de esas acciones pueden implementarse aumentos transitorios del componente de alimentación, de las tarjetas de los programas sociales.

Otra opción sería darles el apoyo o subsidio a los productores, para que no aumenten los precios de sus bienes agropecuarios. Los productos subsidiados serian arroz, leche, habichuela, carne de pollo, huevo, plátano, entre otros.

La Fundación Economía & Democracia (FUENEDEM), en sus funciones de entidad consultora de organizaciones de productores agropecuarios, en cuanto a la evaluación y/o formulación de políticas públicas que pudieran incidir sobre el sector agropecuario, en esta ocasión, por todo lo explicado precedentemente, entendemos que la aprobación del proyecto de ley de tasa arancelaria a los productos de alta sensibilidad socioeconómica, le haría daño a la estructura productiva nacional, con  consecuencias negativas en el corto y mediano plazo.

En tal sentido, la Fundación Economía & Democracia (FUENEDEM), le solicita encarecidamente al Gobierno que retire esa iniciativa legislativa y que se evalúen otras opciones más favorables al interés nacional.

Este documento fue elaborado a raíz de la presentación del Proyecto de Ley para establecer tasa cero a la importación de 67 productos agropecuarios. A pesar de la negativa de una gran parte de las organizaciones de productores agropecuarios, finalmente ese proyecto de Ley fue aprobado en la última semana del mes de abril del año 2022. Hacemos esta breve introducción para que se entienda el contexto en que fue elaborado.

El autor es economista, con altos estudios y experiencia en administración financiera, formulación y evaluación de políticas públicas, planes, programas y proyectos de desarrollo agropecuario, rural, industrial y pymes.