El incalculable valor de la Sierra de Bahoruco

15-01-2022
Medioambiente | Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

Hay que recordarlo: la Sierra de Bahoruco es de un valor incalculable. Con sólo el 3% de la superficie de la isla, alberga el 29% de la flora con un endemismo de casi 38%. Es decir, 38 de cada cien especies son endémicas, dos más que las 36 promedio de la Isla. De los 34 géneros endémicos de la flora dominicana, 12 son sólo del Bahoruco y al menos 53 especies son exclusivas. 

Los fuegos recurrentes en los bosques tropicales de alta diversidad son catastróficos. Lo dice un estudio publicado en Science Advances por un grupo de expertos latinoamericanos. La mitad de los bosques de la región no sobreviviría luego de sufrir un primer incendio y, mucho menos, serían capaces de soportar una segunda conflagración en menos de cinco años. En este escenario la Sierra pronto será un pastizal, como está ocurriendo en la Amazonia en la presidencia de Bolsonaro.

Pero esta vez los fuegos no son sólo en el Bahoruco, sino también en la cornisa de la cordillera central, otro centro de diversidad importante, y hasta en el Este en la laguna de Hoyo Claro. 

¿Es que de pronto medio país son ganaderos resentidos? 

Pero lo más interesante es cómo se han gestionado los tres incendios. El del Este se sofocó en menos de un día y con la colaboración de  autoridades públicas y privadas a varios niveles por la cercanía del aeropuerto de Punta Cana. 

¿Será que habrá que poner un aeropuerto en las montañas incendiadas o mansiones como las de Punta Cana para que los helicópteros puedan usar las “canastas” para cargar agua que se usaron en este caso? Sé que son áreas bastante inaccesibles, pero al parecer ya no tanto.

El ministerio dice que son manos criminales de la gestión anterior, pero no presenta pruebas de ningún tipo y ni siquiera un nombre, nada. En otros casos han mostrado rapidez en someter a la justicia a los infractores, sobre todo cuando se calientan las redes, aunque se tomen a un año, como el caso del Yuna. Y no vale lo de que el anuncio del plan de rescate anunciado es causa de los fuegos, porque en septiembre pasado escribimos sobre el tema y no había ganaderos resentidos acusados. Así que es lo que he dicho otras veces: silencio y propaganda.

Ya es hora de poner en marcha el Plan de Manejo de la Sierra de Bahoruco y la Estrategia Nacional de Fuegos, y más contando con el cambio climático. Pero sobre todo invertir más en vigilancia y ampliación del personal contra incendios, que no es mucho comparado con los beneficios y servicios ambientales que nos ofrece nuestra Sierra de Bahoruco.