México: apretada mayoría en el Congreso de Morena y aliados

Mundo - 07-06-2021
Alonso Urrutia, Georgina Saldierna y Jessica Xantomila
La Jornada, México

Ciudad de México. Con la participación ciudadana más elevada en este siglo en elecciones intermedias, con una estimación de 51.7 a 52.5 por ciento, el conteo rápido –con intervalos máximos y mínimos posibles por partido– difundido anoche por el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, indica que Morena y sus aliados (Partido Verde y del Trabajo) mantendrán la mayoría simple en la Cámara de Diputados al contar entre 265 y 292 legisladores, pero sin la mayoría calificada que hoy tiene.

En cuanto a la coalición Va por México, la suma de legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) le permitiría contar entre 181 y 213 diputados, de acuerdo con los intervalos de proyecciones del conteo rápido que elaboró el INE.

En este escenario, Movimiento Ciudadano tendrá una bancada que oscilará entre 20 y 27 legisladores. El conteo rápido del INE proyecta márgenes máximos y mínimos para reducir el rango de error en sus resultados.

Las proyecciones perfilan la pérdida del registro de Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México, en tanto que Encuentro Solidario, una vez más, podría desaparecer, pues su votación oscila entre 2.7 y 3 por ciento, por lo que sólo en su mejor escenario lograría preservar el registro e incrementaría en seis espacios las bancadas conjuntas de Juntos Hacemos Historia.

El conteo rápido del INE arrojó que Morena ganó entre 34.9 y 35.8 por ciento de votos, con lo que conseguiría entre 190 y 203 diputados; el Partido Verde rondaría entre 5.5 y 6 por ciento, logrando entre 40 y 48 diputaciones, mientras el Partido del Trabajo –con una votación entre 3.1 y 3.5 por ciento– colocaría entre 35 y 41 legisladores. Con ello, Juntos Hacemos Historia pudo mantener la mayoría simple en San Lázaro, aun en el peor de los escenarios, con 265 diputados, y 292 diputados en el mejor.

Esto significaría un rango de entre 53 y 58 por ciento de legisladores, lo que le garantiza la mayoría simple para la aprobación de leyes y el presupuesto. A pesar del triunfo, en comparación con la actual conformación en San Lázaro, le implicará un retroceso importante: hoy la coalición legislativa de Morena, Trabajo, Verde y Encuentro Social suma 334 diputados.

Esto es, poco más de 66 por ciento que le ha garantizado una absoluta gobernabilidad en la Cámara baja, con posibilidad de aprobar reformas constitucionales, para la cual requiere las dos terceras partes de la Cámara de Diputados.

Por lo que hace a la coalición Va por México, obtuvo un incremento sustancial en su presencia en San Lázaro. Con una proyección de entre 18.5 y 19.3 por ciento de sufragios, el PAN tendrá entre 106 y 117 legisladores; el PRI, que alcanzará una preferencia de entre 17.8 y 18.5, colocará de 63 a 75 legisladores, y el PRD, con un porcentaje de entre 3.5 y 3.9 por ciento, conseguiría de 12 a 21 curules.

Con ello, Va por México obtendría entre 181 y 213 espacios en San Lázaro, lo que supondría un incremento de entre 42 y 79 legisladores respecto a las 139 diputaciones que tienen los tres partidos en la actual conformación de la Cámara baja.

La elección de este domingo contó con una participación ciudadana de entre 51.7 y 52.5 por ciento, la cual es la más elevada en comicios intermedios desde 1997, sobre todo porque en 15 entidades se eligieron gobernadores, lo que incrementó sustancialmente la votación en esos estados. Este porcentaje supera la afluencia de las tres últimas contiendas intermedias: 41 por ciento en 2003, 44 por ciento en 2009 y 47 por ciento en 2015.

En su último mensaje en cadena nacional, Córdova hizo un balance general de la jornada: “La sociedad volvió a renovar su vocación democrática aún en contexto de pandemia y su convicción de fortalecer instituciones electorales y los sistemas y procedimientos que permiten a México ser un referente mundial”.

A pesar de la violencia que prevaleció a lo largo de la campaña que cobró la vida de 91 políticos, 35 de los cuales eran candidatos, la jornada electoral transcurrió con relativa tranquilidad, sin actos relevantes de violencia, como lo refleja que sólo 30 casillas no se instalaron por inseguridad o inconformidad social.

Al comenzar el cierre de las casillas, se inició una danza de proclamas victoriosas de partidos y candidatos, aun transgrediendo las restricciones legales correspondientes. Ante la ola de anuncios triunfalistas, el consejero del INE Ciro Murayama tuvo que salir en redes sociales a denunciar las ilegalidades: “Los votos no se han contado. Quienes en este momento se declaran ganadores son irresponsables. La primera información certera sobre las gubernaturas será la de los conteos rápidos del @INEMexico. No te dejes sorprender”.