Gane quien gane elecciones Estados Unidos, Asia es el centro geopolítico

04-11-2020
Mundo
Ojalá, República Dominicana

La victoria de Donald Trump en 2016, el triunfo del Brexit y el auge en general del populismo en muchos lugares de Europa alimentaron las teorías sobre la decadencia de Occidente y el fin del orden liberal triunfante en el siglo XX.

Goldman Sachs, quintaesencia del éxito del modelo capitalista, vaticinó hace ya años que Estados Unidos y las economías occidentales en general no dominarían la escena global a mediados del siglo XXI.

El autor británico Martin Jacques llegó a decir en 2008 que un día China dominaría el mundo. Un proceso que reputados periodistas como Gideon Rachman, del Financial Times, han bautizado como «easternization» (“orientalización”).

Si bien estos desplazamientos de las placas tectónicas del poder mundial ocurren lentamente en tiempos de paz, la pandemia de coronavirus podría acelerarlos sin necesidad de un conflicto bélico. 

Gane quien gane las elecciones de Estados Unidos, el viraje está en marcha, y, aunque se tiende a creer que una nueva victoria de Trump y su America first le daría impulso, no queda claro si un triunfo demócrata lo ralentizaría.

En los atlas medievales judeocristianos la Tierra figuraba orientada hacia el este, con Asia arriba, Europa abajo a la izquierda y África a su derecha.

Una representación que el devenir geopolítico fue cambiando en beneficio del mapamundi clásico actual, que muestra más grandes a los continentes del hemisferio norte y relega a Asia al lateral derecho.

Aunque los errores y subjetividades de los mapas son consabidos, cabe preguntarse si, en un futuro no muy lejano, la tendencia medieval cartográfica regresará de convertirse Asia en el epicentro de la geopolítica global.

Paloma Almoguera menciona «7 razones por las que cambiar el mapamundi»: el efecto coronavirus, el futuro del crecimiento y el consumo mundial, el factor demográfico, el auge de la integración e interconectividad, la carrera tecnológica, la primera moneda digital y el compromiso con el clima.

Si te interesa leer el desglose de estos siete motivos, compartimos este interesante análisis que hizo, desde Singapur, titulado: Ya no importa el «líder del mundo libre»: el centro geopolítico es Asia y este es el porqué.