China completará el primer servicio de trenes en bucle en el desierto

17-06-2022
Mundo
China org, China
Compartir:
Compartir:

China completará su primer servicio ferroviario en bucle de 2712 kilómetros en el vasto desierto de Taklimakan cuando la nueva sección de 825 kilómetros empiece a funcionar el jueves en la región autónoma Uygur de Xinjiang, así lo anunció su operador, el Grupo Ferroviario Estatal de China el miércoles.

La ruta Hotan-Ruoqiang, desde la ciudad de Hotan en el suroeste de Xinjiang al condado de Ruoqiang en el sureste, toma poco menos de 11 horas y media a una velocidad de 120 kilómetros por hora a lo largo de 22 estaciones. La línea puede utilizar energía eléctrica en el futuro.

La obra incluye 5 puentes de 49,7 kilómetros por donde cruzan las unidades. Los responsables del proyecto crearon 50 millones de metros cuadrados de hierba y plantaron 13 millones de plantas amigables en la arena como el espino de mar para proteger a la máquina.

El Taklimakan, ligeramente más pequeño que Alemania, es el segundo desierto de arena cambiante más grande del mundo. El servicio Hotan-Ruoqiang cuenta con 534 kilómetros, o el 65 % de su longitud, y enfrenta los desafíos del viento y la arena. Los ingenieros han lidiado con estos problemas desde que comenzó su construcción en diciembre de 2018.

Junto con otros tres trenes que surcan el desierto, el Hotan-Ruoqiang hará realidad el primer servicio ferroviario en bucle en pleno desierto. La nueva línea impulsará aún más las conexiones ferroviarias en las áreas fronterizas occidentales y facilitará el flujo de personas y bienes, así como el desarrollo de las regiones a su paso, fomentará además la unidad étnica, reforzará la defensa nacional e incentivará la revitalización rural, dijo la compañía.

Sun Zhang, experto en transporte público y profesor de la Universidad de Tongji Shanghai, declaró el miércoles que su ayuda en el desarrollo económico regional no se medirá por suma, sino por multiplicación, y que el ferrocarril impulsará en gran medida la economía en el sur de Xinjiang.

Su velocidad relativamente baja significa que puede transportar pasajeros y carga, lo que será una bendición para la región rica en recursos, precisó Sun.

Con el posible inicio de la construcción del ferrocarril China-Kyryzstan-Uzbekistan (CKU) después de años de retraso, la línea en bucle que conecta el sur de Xinjiang apoyará la circulación de bienes a nivel nacional e internacional y Kashi podría devenir un punto de conexión, predijo Sun.

El mencionado servició podría ser la ruta más corta para el traslado de bienes desde China a Europa y Medio Oriente, reduciendo el viaje en 900 kilómetros y ahorrando de 7 a 8 días.

A finales de 2021, la longitud operativa de los ferrocarriles chinos superó los 150 000 kilómetros, incluidos más de 40 000 de unidades de alta velocidad.