Las plantas de la Navidad

25-12-2021
Medioambiente | Quiero que sepas
Ojalá, República Dominicana

La Navidad dominicana huele al pino de cuaba en las montañas; con sus conos y ramas jóvenes se hacen adornos para colgar en las puertas. Endémico y único de la isla, antes crecía desde el nivel del mar hasta el pico Duarte. Ahora está restringido a las altas montañas.

La flor de Pascua adorna los jardines cual roja llamarada, al viento. Le gustan los días cortos del fin de año, de ahí su nombre. Aunque prefiere lo cálido, el frío de la loma no la amilana y viste su más intenso rojo. Oriunda de México, debe haberse naturalizado aquí hace muchísimo tiempo.

¿Qué decir de los lerenes, nativos de humedales de zonas bajas, tan humildes como exquisitos?¿Y del Pan de fruta? Traído desde Asia por el colonizador para alimentar a los esclavos, todos hemos sido subyugados por su sabor y es nuestra castaña aplatanada.

Un estudio publicado en Moscosoa # 11 reporta el uso de hasta 28 especies de plantas usadas en artesanías navideñas. Con ellas se producen hasta 58 artículos, entre muebles, bolas, ángeles y figuras zoomorfas, y 120 empleos directos. Entre todas destacan seis bejucos; tres  los más usados: el Jaquimey, el Pabellón y el bejuco chino. Con ramas y tallos de árboles se hacen los charamicos o arbolitos de navidad naturales. El producto más demandado: las canastas de pendones de coco y palma.

La Naturaleza y la biodiversidad son la base de la economía y fuente de inspiración y trabajo para nuestros artesanos. Es tiempo de reevaluar tan versátil y sostenible recurso para que no se agote.

¡Seamos resilientes como la vida e inteligentes para que nos dure!

¡Feliz Navidad para todos y recordemos que compartimos el país con muchísimos otros habitantes sin los cuales no sobrevivimos!