Brasil: ¿Privatizar Petrobras?: Aprueban venta de una refinería de la petrolera estatal en Manaos

13-05-2022
Energía y minas | Mundo
Actualidad RT, Rusia

La Superintendencia General del regulador antimonopolio de Brasil, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), decidió el jueves la aprobación de la venta de la refinería que Petrobras tienen en Manaos al grupo Atem, sin incluir restricciones en la operación.

Esta decisión puede dar el espaldarazo definitivo para cerrar una operación por valor de 189,5 millones de reales brasileños (algo más de 35 millones de euros).

La venta de la refinería situada en el Estado de Amazonas se cerró en agosto de 2021 y se encontraba dentro del paquete de ocho complejos puestos a la venta por Petróleo Brasileiro SA, el nombre oficial de la compañía pública Petrobras.

Sin embargo, por el momento solo se ha llevado a cabo una venta, la de la antigua Landulpho Alves (RLAM), rebautizada ahora como Refinería de Mataripe, en Bahía, el pasado noviembre.

a emisión del dictamen firmado por el superintendente general, Alexandre Barreto de Souza, ha sido anunciada por O Globo, por lo que ahora ahora se espera que el CADE emita su aprobación oficial para la transacción del complejo de Manaos.

Según la información adelantada el citado diario, la aprobación de la Superintendencia se habría producido sin restricciones, toda vez que determinó que la operación no genera incentivos para el cierre de insumos.

¿Privatizar Petrobras?

El presidente del Congreso brasileño, Rodrigo Pacheco, sostuvo este jueves que la privatización de Petrobras no es una prioridad, en respuesta a la propuesta realizada por el nuevo ministro de Minas y Energía, Adolfo Sachsida.

«No considero que ese asunto esté en el radar o en la mesa de negociaciones en este momento, incluso porque el momento no es el más oportuno«, sostuvo Pacheco en declaraciones a medios, en alusión a la proximidad de las elecciones presidenciales.

Quitó así fuerza a la idea lanzada el miércoles de esta semana por Sachsida, que en su discurso de asunción del cargo apostó por la privatización del mayor activo nacional.

Sachsida afirmó que su iniciativa contaba con «el aval y el apoyo» del presidente, Jair Bolsonaro, quien ha sido muy crítico en las últimas semanas con Petrobras a cuenta de continuo aumento del precio de los combustibles. De hecho, el mandatario ha llegado a sustituir a los dos últimos presidentes de la compañía, así como al ministro del ramo.

Así, la privatización de Petrobras, para la que todavía no se ha dado ningún paso, se atisba como un estrategia electoral de cara a la campaña que comenzará en breve Bolsonaro, en aras de revalidar la presidencia el próximo octubre, cuando se enfrentará en los comicios al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.