Y vuelve a caer Wall Street

11-05-2022
Anjá | Economía y empleos
Jaime Aristy Escuder Blog, República Dominicana

Hoy, los principales índices bursátiles volvieron a caer. El Dow retrocedió 654 puntos, equivalente a una caída de 2%. El S&P 500 descendió 3.2% y el Nasdaq cayó 4.3%.

En lo que va de año la pérdida de riqueza financiera, la que se tiene invertida en acciones, bonos y otros instrumentos financieros ha sido brutal. Para que tengan una idea de la pérdida del valor del portafolio de acciones, el Dow, que recoge el comportamiento bursátil de 30 grandes empresas que cotizan en Estados Unidos, ha retrocedido 11.9%. El S&P 500, que es una medida más amplia del mercado, pues recoge la evolución bursátil de 500 grandes empresas, ha caído 16.8%. Y el Nasdaq, con las principales tecnológicas a la cabeza, se ha achicado en un 26.6%.

Una secuencia de eventos explica el deterioro de los índices bursátiles en este año. La disrupción de la cadena de suministro provocada por el covid-19, el descenso de la oferta de alimentos y combustibles provocado por la guerra en Ucrania y la recuperación acelerada de la demanda estimulada por la combinación de políticas expansivas, tanto monetaria como fiscal, son eventos que se han traducido en el aumento de la tasa de inflación a niveles no vistos en varias décadas.  

Esto ha llevado a los bancos centrales a cambiar su postura monetaria hacia una más restrictiva, elevando las tasas de interés de referencia y de mercado. En el caso de los Estados Unidos se proyecta el apriete monetario más fuerte desde inicios de este siglo, elevándose la probabilidad de que la economía entre en recesión. La consecuencia inmediata de esa expectativa es el desprendimiento de las acciones, pues se prevé una desaceleración de los beneficios de las empresas y un menor valor presente de su flujo de efectivo.

Al mismo tiempo, el aumento de la tasa de interés reduce el valor de los títulos de renta fija, como los títulos del Tesoro, los bonos corporativos o los hipotecarios. Esto hace que los inversionistas se desprendan de esos títulos acelerando la caída de su precio y el aumento de la tasa de rendimiento. En el caso de los títulos del Tesoro a diez años, la tasa de rendimiento ha subido de 1.63% a 3.04% entre enero y mayo de este año, empujando hacia arriba todas las tasas de interés del mercado de capitales.