¿Por qué una reforma tributaria?

Economía y empleos
11-10-2021
Ojalá, República Dominicana

⏱️ 2.69 min

En el periodo enero-junio 2021, los ingresos corrientes del Gobierno Central, excluyendo las donaciones, resultaron en RD$404,303.2 millones, un incremento de 44.3% (RD$124,163.1 millones) respecto a igual periodo de 2020 y un cumplimiento de 125.7% con respecto al estimado para el semestre.

Ha presentado como históricas las recaudaciones de Aduanas durante los meses enero-junio 2021, que ascendieron a RD$84,893.6 millones, presentando un incremento de 57.6% respecto a igual periodo del año pasado y un cumplimiento de 134.7% del monto proyectado para el periodo en referencia. 

Igual en la Dirección General de Impuestos Internos. Dice haber recaudado un 48.6% más que el año pasado y un cumplimiento de 121.7% del monto estimado para el período (RD$245,653.0 millones).

El monto ejecutado por concepto de intereses de la deuda ascendió a RD$88,383.8 millones, es decir 23.5% de los gastos corrientes en el período (RD$376,452 millones). Este monto se compone por el pago de intereses de la deuda pública externa por RD$50,346.3 millones, interna por RD$37,031.2 millones y comisiones de la deuda pública por RD$1,006.2 millones.

23.5% de los gastos corrientes versus un 27% que representan las remuneraciones a los empleados públicos. 

También hablan de “ahorro” en el gasto, que como bien ha explicado Jaime Aristy Escuder, se trata de una sub ejecución de los gastos de capital. 

Se ejecutaron RD$26,742.3 millones, es decir un 53.0% de lo programado para enero-junio (RD$50,504.4 millones) y apenas un 20.4% del presupuesto aprobado.

Se patearon los compromisos financieros para más adelante, sustituyendo deuda pública en préstamos y títulos valores a corto plazo por préstamos a largo plazo (RD$19,852.6 millones, 43.8%) y títulos valores de largo plazo (RD$17,425.9 millones, 38.5%). 

Se redujo en RD$8,027 millones las cuentas por pagar a corto plazo, que casualmente es el mismo monto que se gastó adicionalmente en Educación por adquisición de equipos informáticos para docentes y estudiantes. 

Se prevé una disminución de RD$24,867.4 millones (-16.8%) con respecto al presupuesto aprobado del año 2021 del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social por el desmonte de los gastos relacionados con vacunas y demás. 

Si hay un escenario tan favorable como lo ha presentado el gobierno, ¿porqué una reforma tributaria ahora, a un año de pandemia?

Se reformuló el Presupuesto del 2021 para entre otras cosas, contratar consultorías para simplificar procesos y hacer lanzamientos, también para mejorar los salarios del personal médico, policías y militares, expandir el servicio del 911 para beneficio de las poblaciones de las zonas fronterizas, y todavía estos grupos están a la espera.

Al igual que en el hogar, el gobierno tiene dos opciones, reducir gastos o aumentar ingresos.

Para entender de donde se pretende obtener mayores ingresos, solo basta con analizar la tabla 21 de estimación de ingresos fiscales del Proyecto de Ley Presupuesto General del Estado 2022: aumento del ITBIS interno y externo, del impuesto a la salida de pasajeros, del impuesto sobre la renta de personas físicas, impuesto a las bebidas alcohólicas, etc. 

RD$191,917 millones es el valor recaudado por impuesto sobre los bienes y servicios (ITBIS), es decir 46.82% del total recaudado de enero a junio 2021, ascendente a RD$409,706.6 millones. Por lo que sugerir ampliar la base del ITBIS es absurdo. 

Se propone ampliar la base del ITBIS, para luego hacer transferencias a los quintiles 1 y 2, porque cómo está actualmente planteado, las exenciones favorecen también a los ricos. ¿Pero cómo creer que esto será efectivo si ni siquiera las tarjetas Supérate están siendo distribuidas correctamente?

Nos queda esperar a ver si seguiremos los pasos de Colombia o de los demócratas en Estados Unidos. 

Lilliana Rodríguez-Álvarez, economista especializada en finanzas, con máster en políticas públicas y sociales.