Planificando el 2022

02-12-2021
Economía y empleos
Ojalá, República Dominicana

⏱️ 1.65 min

La pasada semana circuló el Primer Estudio de Salud Financiera del país, publicado por Caudall, que señala que el 67% de los dominicanos no realiza una planificación anticipada de sus finanzas. 

Lo primero en la planificación es entender su importancia para que puedas llevarla a cabo y mantenerla en el tiempo. 

Planificarte te dará tranquilidad, rentabilizará tu tiempo y dinero, marcará propósitos en tu vida, permitirá organizarte y ver con qué cuentas. 

Lo segundo es establecer metas y prioridades. Para establecer las metas, lo primero es definir las grandes partidas: laboral, económico/financiero, familiar, salud/ejercicio, ocio, entre otros.

Luego, subdividirlas en tres grupos: 

  1. Responsabilidades (a las que no debes fallar); 
  2. Problemas (que necesitas resolver) y 
  3. Gustos/intereses. 

Por último, fijar las metas siguiendo el método SMART para que éstas sean Específicas, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Temporales. 

Lo tercero es saber que en la planificación todo es con dinero, y que por tanto tienes que darle valor. 

Para ello, tienes que construir un presupuesto y preferiblemente valorando el tiempo que te tomó en generar el dinero, en lugar de cuanto establece el mercado que cuesta cada meta. 

Un dato importante sobre esto, lo arroja la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del Banco Central (2019): el 71.4 % de los y las dominicanas no lleva un presupuesto.

Así que, ¡si formas parte de ese porcentaje, tienes que atreverte a planificar hasta que lo conviertas en un hábito!

El cuarto y penúltimo paso, es identificar las herramientas con las que cuentas para lograr las metas

  1. Colaboración de tu núcleo (padres, amigos o vecinos) 
  2. Soluciones financieras (préstamos, tarjetas de crédito, inversiones en bolsa)
  3. Facilidades en el trabajo (apoyo a la educación, pago de gimnasio)
  4. Ofertas en comercios e instituciones financieras

El último paso es el monitoreo de ese plan: un seguimiento constante para evaluar como vas con su ejecución y a mitad de año, ajustarlo si inciden nuevos factores internos a tu familia o propios tuyos, o bien factores externos que no puedes controlar, como por ejemplo: 

  • Aumento de los precios de alimentos y gasolina
  • Variación en las tasas de interés y tasa de cambio 

¡Arranca hoy con el Excel y el calendario de tu celular para que lo consigas! 

Lilliana Rodríguez-Álvarez, economista especializada en finanzas, con máster en políticas públicas y sociales.