Las pifias laborales del gobierno de Abinader

Anjá | Economía y empleos
26-07-2021
Jaime Aristy Escuder, República Dominicana

El gobierno del presidente Luis Abinader ha cometido varias pifias sobre el mercado laboral. Una de ellas es el ajuste engañoso del salario mínimo. Y otra es la promesa de que en su gobierno se creará un millón de empleos. Ambos temas constituyen una sobreestimación del impacto positivo que tendrá su política económica sobre el bienestar de la gente. La explosión de esas burbujas publicitarias se traducirá en un elevado costo político para la presente administración. 

El Ministerio de Economía es la entidad responsable de ambas pifias. Después de haber escuchado y leído las intervenciones de sus principales funcionarios, me he percatado de que ellos llevaron al presidente Abinader a decir que el salario mínimo promedio ponderado se incrementó en un 24% y que en los próximos cuatro años se creará un millón de empleos. Ambas afirmaciones son totalmente incorrectas. 

En un reciente tuit de un buen amigo del Ministerio de Economía se afirmó: “Independientemente de la categoría en la que antes se clasificaban las empresas, los resultados de la resolución del comité son los siguientes:” Y de ahí concluye que el aumento del salario mínimo promedio ponderado subirá en un 26%, es decir, ¡dos puntos por encima de lo declarado por el presidente Abinader! Eso es un error, pues el incremento del salario mínimo promedio ponderado no se puede calcular independientemente de la categoría en la que antes se clasificaban las empresas. 

Eso es fácil de demostrar con una matriz de Markov, la cual permite concluir que el verdadero incremento del salario mínimo ponderado es de 14%. 

Una empresa que antes se clasificaba como grande y pagaba un salario mínimo de 17,610 pesos, porque tenía instalaciones y existencias superiores a 4 millones de pesos, y que ahora se clasifique como pequeña, el salario mínimo a pagar será de 12,900 pesos. Para evitar que se redujese el salario de ese personal, la Resolución No. 01/2021 del Comité de Salarios prohibió expresamente su despido y recontratación. 

Por otra parte, las empresas que antes se clasificaban como grandes para temas salariales, pero ahora son medianas el nuevo salario mínimo será de 19,250 pesos, que significa un incremento de 9.3%. Esa variación está muy por debajo del 59% que el Ministerio de Economía insiste en decir que se incrementará el salario de las medianas empresas. ¿A quién se le ocurre pensar y decir que una empresa, en medio de esta crisis de empleo, y sin que aumente proporcionalmente la productividad laboral, podrá pagar un aumento salarial de un 59%? La respuesta es obvia. 

El gobierno debe recordar que al final del primer trimestre de este año se determinó que hay más de 192 mil personas que no han podido recuperar su empleo. En vez de tratar de engañar a la población con la variación del salario mínimo, lo que debe hacer la presente administración es acelerar la inversión pública y no dejarle todo el trabajo de recuperación económica al Banco Central.