La inflación importada se acentúa en octubre

19-11-2021
Anjá | Economía y empleos
Jaime Aristy Escuder Blog, República Dominicana

Los principales bancos centrales a nivel global se enfrentan a variaciones de precios muy por encima de la meta de inflación. La Reserva Federal, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra son algunos que reconocen que los incrementos de precios superan por mucho la meta que se han establecido, pero argumentan que ese evento inflacionario será transitorio.

La disrupción de la cadena de suministro, el aumento de los precios de los combustibles, fletes e insumos básicos, la inyección de recursos públicos a favor de la población, la recuperación acelerada de la demanda privada y la disponibilidad de liquidez ociosa en manos de los agentes económicos son factores que explican el aumento de la tasa de inflación a nivel mundial.

En los Estados Unidos, la tasa de inflación interanual a octubre llegó a 6.2%, siendo el mayor ritmo de crecimiento de los precios desde 1990. Si se eliminan los componentes de alimentos y energía, que son más volátiles, la tasa de inflación subyacente se colocó en 4.6%, el mayor ritmo desde 1991.

En el Reino Unido, la tasa de inflación a octubre subió a 4.2%, siendo la variación interanual más elevada desde noviembre de 2011. Esa inflación es más del doble de la meta de 2% establecida por el Banco de Inglaterra, superando el pronóstico de 3.9% que esa entidad había realizado. Esto ha llevado a especialistas a darle mayor peso a la posibilidad de que se registre un aumento de la tasa de interés, más temprano que tarde. No obstante, reconocen que es mejor tener inflación -que tampoco es que esté fuera de control- que una recesión caracterizada por un masivo desempleo.

La República Dominicana, que es una economía pequeña y abierta, es afectada de forma inmediata por la inflación proveniente de sus principales socios comerciales. A octubre pasado, la tasa de inflación interanual se colocó en 7.72%, superando en 2.7 puntos porcentuales el límite superior de la meta de 4%±1%. Por ese motivo, las autoridades monetarias le están dando mucho seguimiento a la inflación importada, manteniéndose alerta en caso de que sea necesario utilizar su arsenal monetario para acelerar la convergencia de la inflación a su rango meta.