El pan bajo el control de precios 2.0

11-02-2021
Anjá | Economía y empleos
Jaime Aristy Escuder, República Dominicana

El presidente Luis Abinader llamó a los fabricantes de pan y prometió hacerles una propuesta que les compensaría por el aumento de sus costos de producción.

Ese acuerdo provocó que los representantes de la Unión Nacional de Pequeños Empresarios de la Harina (UNHPI) y de la Confederación Dominicana de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CODOPYME) dejaran sin efecto el alza anunciada de un 40% en el precio del pan de agua, equivalente a dos pesos por unidad. Tal como sucedió con la carne de pollo, esa medida del gobierno no estabilizará el precio de ese alimento.

Vuelvo a repetirle al gobierno que el precio de un determinado producto depende de su oferta y demanda. Además, los mercados son impactados por choques no previstos, como la pandemia del covid-19 o un excesivo nivel de liquidez internacional, que influyen sobre la producción y costos de los insumos.

El aumento de los costos de producción tiende a elevar el precio de equilibrio de un determinado bien final. Esto provoca una interacción entre la oferta y la demanda que desemboca en un nuevo y más elevado precio de equilibrio, combinado con un menor nivel de consumo del producto en cuestión.

El costo del trigo, que se incrementó en un 15.4% entre inicios de diciembre pasado e inicios de febrero de 2021, al pasar de 5.65 dólares por bushel a 6.52 dólares por bushel, se traduce en un aumento del precio de la harina y del pan.

Ante el alza de los costos internacionales de los alimentos que se importan o producen en el país, el gobierno ha intentado aplicar una estrategia de control de precios 2.0, que consiste en acuerdos con los comerciantes o con los productores.

El INESPRE compró 4 millones de libras de pollo para venderlas a un precio subsidiado, pero el precio de mercado no se redujo. Por tanto, esa medida de compra directa del INESPRE benefició principalmente a los avicultores.

En el caso del pan, ¿cuántas unidades de pan comprará el INESPRE a los fabricantes para venderlos a precios subsidiados?  ¿Subsidiará el gobierno el precio de la harina, el costo de los combustibles y el flete marítimo? ¿Son esas medidas sostenibles? Ante esas preguntas, el país debería saber qué le prometió el presidente Abinader a esos empresarios para que  no subieran, por ahora, el precio del pan.