Actitudes hacia el dinero

Economía y empleos
19-07-2021
Ojalá, República Dominicana

⏱️ 2.62 min

Hace dos semanas, escribí sobre los tres componentes que debe tener una estrategia de educación financiera, a ser implementada tanto por las instituciones públicas como por las empresas privados: conocimientos, comportamientos y actitudes. 

Sobre el componente de conocimientos, hay mucho. Canales gratuitos y de amplio alcance como páginas web y redes sociales ofrecen informaciones, conceptos económicos, financieros y derechos. 

Hay que seguir reforzando los otros dos componentes que a veces dejamos de lado: comportamientos y actitudes que crean hábitos de ahorro naturales.

Hablemos hoy del control del dinero, el cuidado de los gastos, el ahorro y la planificación. 

Actitudes hacia el dinero: ¿gastas como si no hubiera mañana o planificas tus gastos? ¿Guardas por lo menos un 5% de tus ingresos mensualmente para enfrentar imprevistos financieros? Ahorras para alcanzar objetivos financieros?

El documento de la OECD informa que 28% de los adultos encuestados reportaron tener un colchón para enfrentar choques financieros durante una semana, si perdieran su principal ingreso. Se les preguntó si tenían por un mes y hasta seis meses. Los resultados varían según la cultura. Aquí los resultados: 

Fuente: Informe Internacional de Alfabetización Financiera Adulta (OECD, 2020)

Para promover actitudes positivas hacia el dinero, es vital mantener un récord de nuestros gastos, ya sea en un cuaderno o en una herramienta digital (Excel o aplicaciones móviles por ejemplo). 

Existen múltiples herramientas digitales, algunas incluso han sido premiadas como Fintonic de España y Spendee de la República Checa, que puedes utilizar para monitorear tus gastos y diagnosticar donde puedes hacer mejoras. 

Hoy te voy a recomendar Spendee, que viene de Spend, gasto en inglés. Por US$2.99 mensual, puedes acceder a la versión Premium de esta herramienta de fácil uso y sencilla. 

Puedes conectar tu aplicación a tu banco de forma tal a que cada pago que hagas o ingreso que te entre, se importe o sincronice con Spendee. 

Si tú banco no está disponible en la aplicación, pagas en efectivo o simplemente no quieres sincronizar la aplicación con tu banco, siempre puedes alimentar la aplicación de forma manual. 

Después que introduzcas 5 transacciones, tendrás gráficos y tablas que analizarán si tus gastos son superiores a tus ingresos, cuales categorías gastas más, a cuánto ascienden tus gastos hormiga, entre otros.

Puedes recibir notificaciones de cuando llevas gastado, un monto específico gastado al mes o diario. 

Algo súper interesante si te gusta viajar es esto: cada vez que vayas de viaje al interior o fuera del país, puedes construir un presupuesto especial para monitorear lo que vas gastando y así no te pasas del monto que tenías guardado para ese viaje.

Te adelanto que no es fácil tener la disciplina de ingresar cada consumo que haces; sobre todo si no tienes la costumbre. Pero si logras hacerlo el primer mes, verás los resultados y te motivarás a continuar haciéndolo. 

Decídete hacerlo este próximo sábado 24 de julio, sobre todo antes que comience el año escolar y se comience a planificar las compras de navidad. 

Saca 1 hora ese día para descargar la aplicación y vaciar todos los gastos fijos que realizas cada mes: 

  • Hogar: préstamo o alquiler del apartamento, mantenimiento del edificio, salario de la empleada de la casa
  • Educación: mensualidad de escuela de los niños
  • Salud: compra de medicina 
  • Transporte: gasolina, taxi o transporte público 

Por último, esto me lleva a pensar lo siguiente: ¿qué tal si las entidades financieras con aplicaciones digitales (apps) ponen a disposición del usuario, una herramienta de presupuesto en esa misma plataforma? ¿Un app con presupuesto?

Lilliana Rodríguez Álvarez (Santo Domingo, 1982), economista especializada en finanzas, con máster en políticas públicas y sociales.