‘En Llamas’, el último libro de Naomi Klein sobre la crisis climática

06-03-2021
Comunicación | Medioambiente
El Ágora Diario del Agua, España

La periodista, escritora y activista canadiense Naomi Klein, en Barcelona. ANDREU DALMAU EFE

Prestad mucha atención porque la periodista, escritora y activista Naomi Klein (Montreal, Canadá; 1970) aprovecha para desnudarse profesional y metafóricamente en este nuevo libro: «Durante una época y media, desde los reportajes que hice en Nueva Orleans con agua hasta la cintura tras el huracán Katrina, he tratado de descubrir qué está interfiriendo con el instinto de supervivencia básico de la humanidad, por qué hay tantas personas que no se comportan como si nuestra casa estuviera en llamas cuando es tan evidente que lo está. He escrito libros, grabado documentales, dado infinidad de conferencias y cofundado una organización (The Leap), que se dedica, de una forma u otra, a explorar esta cuestión y a tratar de alinear nuestra reacción colectiva con la escala de la crisis climática que vivimos». Pues eso. Que no hay nada como tenerlo claro.

Y quizás otra cosa no, pero Naomi Klein es una de esas escritoras que, desde que encienden el portátil y empiezan a darle duro al teclado, lo tienen bastante claro. No en vano de ese tecleo apabullante salieron best-sellers ya clásicos como No logo, La doctrina del shock, Esto lo cambia todo y Decir no no basta, todos ellos publicados en nuestro país por Paidós.

Esto lo cambia todo, el documental inspirado en el libro, se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2015, aunque sus enormes lucidez y claridad expositiva le otorgan una actualidad tan rabiosa como permanente: en él se defiende que la reducción masiva de emisiones de gases de efecto invernadero es nuestra única oportunidad de acortar las enormes desigualdades económicas, replantear nuestras democracias fracturadas y reconstruir las economías locales.

Heredera forzosa

Como muestra de esa escritura punzante e incendiaria, ahí va un botón (entresacado de En llamas) en el que Naomi Klein se ocupa de la activista medioambiental sueca Greta Tintin Eleonora Ernman Thunberg, más conocida como Greta Thunberg y que bien podría resumir el alma de todo el libro:

«Creo que, en muchos sentidos, los autistas somos normales y el resto de la gente es bastante extraña», ha afirmado Thunberg, antes de añadir que le resulta útil no distraerse con facilidad o que las racionalizaciones no la tranquilicen. «Porque si las emisiones deben cesar, entonces conseguiremos que las emisiones cesen. Para mí, es blanco o negro. No hay zonas grises cuando se trata de la supervivencia. O bien avanzamos como civilización, o bien no avanzamos. Tenemos que cambiar.» Vivir con autismo es cualquier cosa menos fácil, es «una lucha eterna contra los colegios, los lugares de trabajo y los abusones. Pero bajo las circunstancias adecuadas y contando con los ajustes necesarios, puede convertirse en un superpoder». ​(Naomi Klein, En llamas)

La autora canadiense Naomi Klein. | FOTO: Alexandros Michailidis
La autora canadiense Naomi Klein. | FOTO: Alexandros Michailidis

Naomi Klein se unió en 2017 a la prestigiosa revista digital The Intercept y sus crónicas tienen amplia repercusión a través de publicaciones como The Guardian, The Nation, The New York Times, The New Yorker, Le Monde y The London Review of Books.

Por otro lado, la infatigable periodista forma parte de la junta directiva de 350.org, un movimiento internacional de acción climática, y es miembro de número de la Puffin Foundation en The Nation Institute. Es además una de las promotoras del manifiesto Dar el salto, una declaración en favor de una reestructuración rápida y justa que ponga fin al uso de combustibles fósiles.

Admiradora de Eduardo GaleanoJohn Berger o Susan Sontag entre otros, una jovencísima Naomi Klein abandonó la universidad en su tercer año y empezó a escribir en el Toronto Globe and Mail, periódico local, y en This Magazine, revista alternativa. Activista feminista, a lo largo de la década de 1980 no le tembló el pulso a la hora de participar en campañas por las que recibió amenazas de muerte.

Cualquiera juraría, al repasar su biografía, que el carácter contestatario de sus acciones es de origen hereditario: su padre, Michael, fue un objetor de la guerra de Vietnam, lo que le llevó en 1967 a huir junto a su familia de EEUU a Montreal, mientras que su abuelo, Phil, animador de Disney, acabó en una lista negra y fue despedido por intentar organizar un sindicato.

No logo: El poder de las marcas apareció en el año 2000 y se convirtió rápidamente en uno de los libros más influyentes del cambio de siglo, con más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo y traducciones a 28 idiomas. y en él relataba las míseras condiciones en que millones de operarios trabajaban en el sudeste asiático y otros países emergentes para empresas de Occidente.

No logo nos ayudó a comprender que el mundo estaba en venta al mejor postor y al servicio de las marcas.

Una lista de éxitos

La doctrina del shock: El auge del capitalismo del desastre, publicado en 2007, se dedicó a rebatir las políticas económicas del Premio Nobel Milton Friedman y de la Escuela de Economía de Chicago.

Decir no no basta: Contra las nuevas políticas del shock por el mundo que queremos, editado en 2017, abundaba en la idea de que Donald Trump ha sido un presidente que no era político ni llegó a la Casa Blanca para actuar como tal. Es un multimillonario que gestiona una marca personal, que vende una imagen que ha sido y es su pujante marca de la casa. Y los Trump han convertido la presidencia de los EEUU en un lucrativo negocio familiar. 

Trump ganó las elecciones al convertirse en la marca definitiva. Como escribía Klein: «No es sino un brote de una enfermedad que parece haberse propagado a escala planetaria. Asistimos a un auge de figuras políticas autoritarias, xenófobas y de extrema derecha, desde Marine Le Pen en Francia a Narendra Modi en la India, Rodrigo Duterte en Filipinas, el UKIP (Partido de la Independencia) en Gran Bretaña, Recp Tyyip Erdogan en Turquía y tantos de su mismo pelaje (algunos abiertamente neofascistas), que amenaza con hacerse con todo el poder a lo largo y ancho del mundo».

No resulta difícil añadir ítems a la lista de Naomi Klein. Cualquiera puede hacerlo.

Y ahora llega este En llamas: Un (enardecido) argumento a favor del Green New Deal en el que la periodista más incendiaria de este planeta recopila, a modo de compendio profesional, sus crónicas y ensayos a favor de un Green New Deal. Es decir, de una política climática transgresora que abra camino para una sociedad justa y próspera.

Klein recopila crónicas escritas desde la Gran Barrera de Coral australiana, desde el Caribeazotado por los huracanes o desde el Vaticano, donde narra los esfuerzos de éste por promover el cuidado del planeta, con encíclicas papales que abogan por el clima o el medio ambiente.

Klein narra el gran reto del cambio climático y pone en valor la capacidad de los humanos de cambiar y evolucionar rápidamente cuando se ven sometidos a graves amenazas

Un libro de obligada lectura que es, a su vez, una llamada de atención de carácter urgente y global. Porque no hay nada como tenerlo claro.