El rover chino Zhurong se hace un ‘selfie’ en Marte

Ciencia, Tecnología e Innovación
11-06-2021
danielmarin.naukas.com

Es una imagen espectacular, tanto por la perspectiva como por el autor. Hablamos del último selfie del rover chino Zhurong en la superficie de Marte. Los rovers Curiosity y Perseverance de la NASA nos han obsequiado con numerosos autorretratos marcianos, pero este es el primer selfie de un vehículo no estadounidense en la superficie de otro planeta. Además, mientras que los —sin duda alucinantes— autorretratos de los rovers de la NASA han sido tomados con la cámara del brazo robot y son en realidad un mosaico de múltiples imágenes, esta fotografía ha sido tomada por una cámara dejada en la superficie por el propio rover, toda una primicia. Para completar el cuadro, junto al rover vemos la etapa de descenso que le permitió aterrizar en el planeta rojo con la bandera de China desplegada, la primera bandera que «ondea» en Marte.

No cabe duda de que esta imagen pasará a la historia como una de las representativas de la exploración espacial de nuestro tiempo. Ahora bien, ¿cómo se ha tomado? Pues, como decíamos, gracias a una pequeña cámara desechable que se ha desprendido de la parte inferior de Zhurong. Se trata de la segunda cámara de este tipo que usa la misión, después de la empleada en el selfie de espacio profundo en octubre del año pasado, aunque la desplegada por Zhurong tiene mayor resolución. Como curiosidad, ambas cámaras han usado una red WiFi para transmitir datos. Eso sí, el selfie de Zhurong ha tomado por sorpresa a todo el mundo porque CASC había dado a entender que la etapa de descenso tomaría imágenes del rover, pero no mencionó la existencia de esta cámara (aunque en las últimas semanas se habían filtrado rumores de que el rover contaba con un aparato de este tipo). Previamente a esta imagen, el rover había fotografiado el lado derecho de la etapa de descenso a unos 6 metros de distancia, por el lado en el que se encuentra la bandera china desplegable. En esta imagen se puede ver además el giro de 90º de las ruedas de Zhurong para dirigirse hacia el lateral de la etapa.

La etapa de descenso de Zhurong con la bandera china desplegable, la primera en ondear en Marte (CNSA).
Detalle de la bandera desplegable. Al lado vemos las mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de invierno Pekín 2022 (el oso panda es Bing Dwen Dwen —Bing Dun Dun— y el otro machanguito de los Paralímpicos es Shuey Rhon Rhon —Xue Rong Rong—) (CNSA).
Las mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022, 冰墩墩 y 雪容融 (Xinhua).
Detalle del pequeño cráter creado por el motor YF-36A de la etapa de descenso (CNSA).
Animación del despliegue de la bandera de la etapa de aterrizaje (CNSA).
La sonda Tianwen 1 en órbita solar camino a Marte vista por su cámara desplegable. También vemos otra bandera china (CNSA).
Vista de la cámara desplegable desde la Tianwen 1 (CNSA).

La CNSA también ha publicado el primer panorama a color de la zona de aterrizaje en Utopia Planitia, tomado mientras la sonda estaba aún sobre la etapa de descenso. En el panorama destaca el paisaje extremadamente plano y carente de rocas de gran tamaño que ya habíamos visto en otras imágenes previas. También se pueden ver las marcas dejadas por la etapa de descenso a ambos lados producidas al liberar los gases procedentes del sistema de propulsión. Después del aterrizaje, el sistema de propulsión se despresurizó para evitar cualquier riesgo de explosión accidental y envió a cada lado de la etapa una nube de aerosoles que, al precipitarse sobre la superficie y congelarse, formaron dos manchas blancas a cada lado de la etapa.

El panorama de la zona de aterrizaje (北: norte; 南: sur; 东: este; 西: oeste) (CNSA).
Detalle del paracaídas y el escudo trasero en la distancia (CNSA).
Imagen de la superficie tomada por la cámara multiespectral de Zhurong (CNSA).

Precisamente, estas marcas se pueden ver claramente en las imágenes tomadas desde la órbita por el orbitador Tianwen 1. En la imagen de alta resolución de la cámara HiRIC (High-Resolution Imaging Camera), tomada el 2 de junio y publicada cinco días más tarde, se aprecia la etapa de descenso y el rover Zhurong a poca distancia, pero también el paracaídas con el backshell y el escudo térmico. Recordemos que la cámara HiRIC de Tianwen 1 puede alcanzar una resolución de 10 metros por píxel en color y de 2,5 a 0,5 metros en blanco y negro (por el momento no hemos visto imágenes a color de esta cámara).

Imagen de la zona de aterrizaje tomada por la cámara HiRIC del orbitador Tianwen 1. A la izquierda, antes del aterrizaje y a la derecha, después, con los diferentes elementos de la misión repartidos por Utopia Planitia (CNSA).
La etapa de descenso y el rover. Se aprecian las marcas dejadas por el escape de seguridad del sistema de propulsión (着陆平台 es «plataforma de aterrizaje» y 火星车 es «rover marciano») (CNSA).
La zona de aterrizaje vista por la HiRIC. Abajo, el paracaídas y el backshell (CNSA).

Apenas tres días después de que viésemos las imágenes tomadas por el orbitador Tianwen 1, la NASA publicó una imagen de la cámara HiRISE de la MRO tomada el 6 de junio en la que también se puede ver a Zhurong y a la etapa de descenso. En esta imagen también se aprecia que Zhurong se ha movido desde que el orbitador Tianwen 1 tomó sus fotos y desde que se hizo el selfie, cuando estaba a unos 10 metros de distancia de la etapa.

La etapa de descenso y Zhurong vistos por la cámara HiRISE de la sonda MRO de la NASA. Se aprecian las marcas del sistema de propulsión (NASA/JPL/UArizona).
Detalle de la imagen anterior en la que se ve la etapa de descenso, la rampa y el rover Zhurong (NASA/JPL/UArizona).
Detalle del escudo térmico (NASA/JPL/UArizona).
El paracaídas y el backshell (NASA/JPL/UArizona).

Estas nuevas imágenes rompen un silencio informativo que se mantenía desde el 22 de mayo, cuando pudimos ver a Zhurong bajando a la superficie por la rampa de la etapa de descenso gracias a las cámaras de navegación en blanco y negro (aunque también se publicaron dos imágenes a color de la cámara multiespectral). La falta de noticias de Zhurong contrasta abiertamente no solo con la política informativa de la NASA, sino incluso con la de otras misiones chinas, como la sonda lunar Chang’e 4. Hasta tal punto que muchos observadores pensaron en este tiempo que algo iba mal con el rover marciano chino. Pero no, Zhurong sigue vivito y coleando, lo que es un éxito en sí mismo teniendo en cuenta que ha sobrevivido casi un mes en Marte (desde que aterrizó el pasado 14 de mayo). No olvidemos que Zhurong es el primer rover que no cuenta con calefactores nucleares que le ayuden a sobrellevar el frío de las noches marcianas (sí, no nos cansamos de repetirlo, pero los rovers Sojourner, Spirit y Opportunity de la NASA, aunque funcionaban con energía solar, incorporaban calefactores radiactivos, RHU, con plutonio-238 para sobrevivir a las gélidas noches marcianas).

Acto de prensa para presentar las últimas imágenes (Xinhua).

El selfie de Zhurong es ciertamente espectacular, tanto que se ha rumorado que las autoridades chinas han esperado a disponer de las imágenes del rover desde la órbita tomadas por la Tianwen 1, además de las imágenes de la MRO, para publicarlas, de tal forma que nadie pueda dudar de que el rover está rodando realmente por la superficie de Marte. Por otro lado, las operaciones de Zhurong y el orbitador Tianwen 1 parecen haber puesto a prueba la nueva infraestructura creada para el programa de exploración planetaria del país. Aunque no está confirmado, todo indica que el rover Yutu 2 de la misión Chang’e 4 ha parado parcialmente sus operaciones sobre la cara oculta de la Luna debido a la saturación de trabajo del centro de control y la red de comunicaciones de espacio profundo. De ser cierto este punto, está claro que CASC todavía necesita pulir las operaciones planetarias y mejorar —todavía más— su infraestructura. Sea como sea, esperemos que no haya que volver a esperar tanto tiempo para ver las próximas imágenes de Zhurong.