FMI recomienda reforma tributaria

07-05-2021
Anjá
Jaime Aristy Escuder, República Dominicana

El Fondo Monetario Internacional recomendó al gobierno de la República Dominicana la ejecución de una “secuencia de reformas para reforzar el impulso para un crecimiento inclusivo.” Ese organismo reconoce que el dinamismo alcanzado por la economía en los diez años más recientes permitió tomar acciones adecuadas para enfrentar la pandemia del covid-19. Por ese motivo, proyecta que la economía se expandirá en 5.5% en 2021, convergiendo la tasa de inflación en el mediano plazo al entorno del rango meta de 4%±1%. 

La visita virtual del equipo del FMI se llevó a cabo en el contexto de la Misión del Artículo IV, mediante la cual el organismo internacional evalúa el desempeño macroeconómico de los países miembros. El equipo del Fondo indicó que en la década más reciente el país logró un crecimiento robusto, estabilidad macroeconómica, una posición externa sólida y una mejora de los indicadores sociales. 

El buen comportamiento de la economía dominicana en ese período ha mantenido abiertas las puertas de los mercados de capitales. Esto permitió que el nuevo gobierno se endeudara en más de ocho mil millones de dólares en pocos meses, lo cual posibilitó la ejecución de una política de apoyo a los hogares vulnerables y a las empresas durante la fase más difícil de la pandemia del covid-19. 

El FMI reconoció como acertada la política monetaria ejecutada, primero para mantener la estabilidad de precios y luego para reducir el impacto recesivo del confinamiento provocado por la pandemia. La rápida disminución de la tasa de interés y la inyección de liquidez favoreció la demanda de los agentes económicos privados, reduciendo la magnitud de la caída de la actividad económica. 

Las reformas fiscal y del sector eléctrico son identificadas por el FMI como fundamentales para asegurar la sostenibilidad de la deuda. En cuanto a la reforma tributaria, recomienda la ampliación de la base impositiva y la racionalización de las exenciones tomando en consideración el impacto distributivo. La puesta en marcha de una ley de responsabilidad fiscal y un manejo eficiente del gasto público mejoraría la sostenibilidad de la deuda. 

Para apoyar las finanzas del sector eléctrico, el Fondo recomienda reformar las políticas de tarifas y subsidios; en otras palabras, aumentar la tarifa de electricidad. En ese contexto, cabe destacar el aporte positivo que realiza la Central Termoeléctrica Punta Catalina a las finanzas públicas y del sector eléctrico, generando beneficios superiores a los 240 millones de dólares, al mismo tiempo que reduce significativamente el costo de la energía comprada por las EDE.

Por último, el Fondo reiteró que la inversión en infraestructura y capital humano, en el marco de mercados laborales más flexibles y formales, es clave para apoyar el crecimiento económico fundamentado en la expansión del sector privado, que es la principal fuente de empleo e ingresos para la población.