Segura Foster explica por qué entró al país la peste porcina africana

Seguridad Alimentaria
31-08-2021
Diario Digital, República Dominicana

Desde marzo pasado la República Dominicana está afectada por la peste porcina africana, debido a que el gobierno de Luis Abinader desmontó el año pasado el mecanismo de subasta de importaciones agropecuarias y permitió importaciones sin control y canceló los técnicos de sanidad en los aeropuertos, afirmó el exadministrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Foster.

Segura Foster dijo que esas importaciones incontroladas provocaron un daño terrible a los productores porque a los cosecheros les resultaba incosteable recoger la cosecha y competir en el mercado.

Sostuvo que al país estaban entrando alimentos sin control, con las incineradoras en los aeropuertos dañadas, y la consecuencia fue la entrada de la peste porcina africana que hacía 40 años que no llegaba al territorio.

Entrevistado en el programa televisivo “Propuesta de la noche”, por Digital 15, Segura Foster apuntó que la peste llegó “simple y llanamente por el descontrol de las importaciones y porque, además, se violentaron los mecanismos de preservar empleados, de resultados de políticas inadecuadas, cancelaron a técnicos de unas áreas muy sensibles como es el control sanitario de las importaciones”.

Explicó que este personal tiene un trabajo muy delicado, como los controladores aéreos que no pueden abandonar su puesto hasta que son relevados, pero el gobierno primero les suspendió la dieta a estos técnicos, que no tenían equipos para controlar la entrada de enfermedades y luego los canceló.

Consideró que el sector agropecuario vive su peor momento como resultado del desmonte de las subastas y en su lugar otorgar permisos de importación de alimentos sin control.

“En ese festival de permisos, que se consiguieron entre septiembre y diciembre, se distorsionó totalmente el mercado, porque se importó papa, remolacha, zanahoria, pollos”… “estaban trayendo productos que sin aumentarles el costo de lo que se conoce como salvaguarda, entonces, comenzaron a ir al mercado, por debajo del precio adecuado para los productores naciones”, denunció Segura Foster.

El exfuncionario expresó que “muchos productores tuvieron que recurrir a abandonar sus predios, a destruirlos, a meter tractores, porque resultaba más caro recolectar y acarrear los productos que el precio de venta, como consecuencia de una política equivocada de importación de alimentos de los que el país era autosuficiente desde el año 2019, y que se producían por encima de la demanda nacional”.

Segura Foster manifestó que en los ocho años de gestión del presidente Danilo Medina la agropecuaria creció 5.2 promedio anual y al mes de septiembre de 2020, el crecimiento de PIB del sector agropecuario era 4.2%. “Ese 4.2% ya a diciembre cerró el año con 2%, es decir, que perdió el 2.2% cuando ellos (Abinader y su equipo agropecuario) comenzaron a gobernar”, agregó.

Consideró que si se ha mantenido la oferta de producción “es gracias a la gran plataforma de producción agropecuaria, que a pesar de que lo han golpeado, porque comenzaron boicoteando las asociaciones, quitándoles las maquinarias que habían recibido, maltratando, dejando de comprarles, cancelándoles a los veterinarios, a las granjas de pollos, conejos y cerdos, a pesar de eso, este país ha seguido produciendo”.

Explicó que ese crecimiento ha continuado “porque la plataforma de producción de plantaciones que se heredó del gobierno pasado, lo ha hecho posible. Los renglones fundamentales para el crecimiento han sido, cacao, tabaco, guineo, plátano, mango, aguacate, todos esos renglones que se necesitan más de un año para producir”.

En el caso del arroz, que el gobierno dice que es suficiente, Segura Foster indicó que lo es “gracias a lo que nosotros hicimos, porque este año, con relación al año pasado, el arroz apenas ha crecido 0.3%”.

Dijo que el gobierno partió de una premisa falsa que ha tenido como consecuencia serios daños a los productores agropecuarios y a los consumidores que tienen que pagar precios elevados para la canasta básica.

“Realmente nunca antes se había visto una situación como la actual (en materia de precios de los alimentos). Tenemos 20 años con una inflación de por debajo de dos dígitos”, pero según su opinión, se han superado los dos dígitos.

Explicó que en el caso específico del arroz, desde 2004 hasta el 2019 su precio se mantuvo oscilando entre 18 y 23 pesos la libra, pero “de golpe y porrazo, el arroz que consume el pueblo dominicano, su precio oscila entre 34 y 36 pesos la libra”.

En cuanto a financiamiento, Segura Foster dijo que el gobierno ofertó cinco mil millones de pesos  a tasa cero, pero los pequeños y medianos agricultores se beneficiaron muy poco, “porque de los cinco mil millones de pesos, el 80% se lo prestaron a instituciones gubernamentales, como al Ministerio de Agricultura, el IAD y el Inespre y un 5% se utilizó como gasto operativo de programa, quedando solamente entre el 10 y el 15% para los pequeños y los medianos agricultores”.

Agregó que ante la presión de que quedaron solicitudes pendientes por más de 4,000 millones de pesos, “lo que hicieron fue que, con lo que lograron cobrar en el año, también lo prestaron a tasa cero, llegando a otorgar préstamos por cerca de siete mil millones, pero a gente que ya habían recibido préstamo al 8% y que simplemente ellos lo hicieron fue, sustituir un préstamo por otro”.

Segura Foster recordó que durante los ocho años de gestión de Medina, el Banco Agrícola prestó 145,000 millones de pesos.

“Nosotros llegamos a 60,000 millones de pesos en préstamos en el primer cuatrienio, lo que quiere decir, 15,000 por año y el segundo cuatrienio llegamos a 85,000. Esos 145,000 millones de pesos representan el 65% de todos los préstamos otorgados por el Banco Agrícola en los 75 años de su existencia”, apuntó el también dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Agregó que ese volumen de préstamos también modificó otra realidad en el campo, pues  “cuando llegamos, lo préstamos se otorgaban entre el 18 y el 24% y de manera gradual, para beneficio de productores, pero sin perjuicio a la institución, lo redujimos  de 18 a 16, de 16 a 12 de 12 a 10 y de 10 al 8%”.