Procesadoras de coco de Samaná siguen paralizadas; Gobierno no entrega camión retenido

16-11-2020
Producción Alimentaria
Ojalá, República Dominicana

“Nos ha ido FATAL”, son las palabras de Virginia Acosta, líder campesina y presidenta de la Cooperativa de Mujeres Hacia el Desarrollo de Samaná (Coopmudesa), a quien el actual Gobierno despojó hace dos meses de un camión donado por el anterior.

Las 64 mujeres asociadas a la cooperativa han visto mermar sus ingresos luego de que el Instituto Agrario Dominicano (IAD) les retuviera un camión donado por el gobierno del entonces presidente Danilo Medina, durante la Visita Sorpresa 162 en el 2017.

A pesar de que Virginia Acosta y las procesadoras del coco de esa provincia han mostrado documentos que las acreditan como propietarias del camión, el IAD no les ha entregado el vital medio de transporte.

Cientos de miles de pesos perdidos

La dirigente comunitaria explicó que tienen ofertas de trabajos en Nagua, pero las operaciones están detenidas por falta del camión.

Las procesadoras venden a diez pesos el coco pequeño, por lo que cada mil cocos representa 10 mil pesos.

Como ahora no tienen el camión para trasportar el coco, tendrían que contratar a alguien que les cobra 800 pesos por cada millar (mil) cocos transportados.

Es decir, tendrían que pagar 10,400 por transportar 13 mil cocos a Nagua (que es la capacidad del camión) y no lo están haciendo porque habría más pérdidas que ganancias.

Acosta explicó que, con su camión, el costo de transporte sería de 1,500 pesos (800 pesos de combustible y 700 pesos como de pago al chofer).

“Estamos paralizadas. Decidimos desistir, porque así no nos va a rentar. Nosotras nos ganábamos hasta 25 mil pesos a la semana; ahora sin el camión ganamos tres o cuatro mil pesos a la semana”, indicó.

El camión está a la intemperie

Virginia Acosta dijo a Ojalá Multimedia que las mujeres de la cooperativa han tendido que dar muchos viajes de Samaná a Santo Domingo y que la última vez que lo hicieron, les informaron que el director del IAD estaba de viaje y había que esperar que regrese.

“Tienen una burocracia. Hemos pedido que nos entreguen el camión en lo que ellos hacen su papeleo y no quieren. Tienen el camión cogiendo agua, sol y sereno en el parqueo del IAD”,  manifestó.

Otros casos

Como las procesadoras de coco de Samaná, hay decenas de cooperativas y asociaciones campesinas que han sido despojadas de maquinarias donadas por el Gobierno, lo que ha impedido o limitado el trabajo en esas comunidades.

También ha habido casos de productores que se han resistido a entregar camiones o tractores, indicando que, además de ser ilegal, representa un atentado contra el desarrollo de esas comunidades.