Juan Isidro Pérez: irrenunciable amor a la patria

27-02-2022
Ojalá ¡No me olvides!
Ojalá, República Dominicana

Siendo las 11 de la mañana, el 16 de julio, de manera escondida y aprovechando la procesión de ese día, en la casa su madre, doña Josefa Pérez de la Paz (Chepita), se oficializó la lucha por la patria.

Era 1838. Un joven Juan Isidro Pérez de la Paz, de apenas 26 años, juró junto a ocho compañeros, entre ellos Juan Pablo Duarte, luchar por la proclamación ante el mundo de una nueva República.

Nacido en 1817, Juan Isidro Pérez fue un soldado de las ideas separatistas. Perseguido por el Gobierno haitiano, tuvo que abandonar la isla en 1843.

Regresó en marzo de 1844 junto a Juan Pablo Duarte a bordo de la goleta “Leonor”.

Proclamada la independencia dominicana, asumió el cargo de secretario de la Junta Central Gubernativa del 9 al 12 de junio de 1844. El general Pedro Santana disolvió la Junta, autoproclamándose presidente.

Juan Isidro Pérez sufrió un atentado contra su vida perpetuado por seguidores del impuesto Gobierno.

En agosto del mismo año fue desterrado junto a Duarte y otros luchadores declarados “traidores a la patria” por el gobierno de Santana.

Estando en el exilio presentó indicios de demencia. Regresó 1848 y fue encarcelado en varias ocasiones.

Juan Isidro Pérez falleció de cólera en febrero de 1868, dejando tras de sí una nueva República, por la que sintió toda su vida un amor irrenunciable.