Belfond Enterprise: el mismo producto en envase diferente

Medioambiente - 30-04-2021

⏱ 6.13 min

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

Los directivos de Belfond Enterprise, SRL., son exactamente los mismos ejecutivos de la Kapangim SDR Enterprises, SRL., quienes utilizaron todas las truchimanerías posibles para instalarse en la zona de La Filipina, después incluso de haber sido sancionados, mediante la Sanción Administrativa No.100-2012, ahora estos señores, con el apoyo del gobierno, se aprestan a destruir nuestras montañas, con el único objetivo de saciar su sed de dinero, en desmedro de toda nuestra comunidad.

El modo en el que esta empresa, penetró a la localidad de La Filipina, en la provincia de Barahona, fue deleznable, se valieron de un permiso, otorgado en fecha 27 de enero de 2012 por el Ministerio de Medio Ambiente de Barahona, a la señora YLSIA NEDABIA SEGURA MOSCOSO, para “limpieza de cuatro (4) tareas de terreno con fines de mantenimiento” .

El 16 de marzo, esta señora le dirige una misiva al ing. Américo Livens Espinosa, Encargado Provincial del Ministerio de Medio Ambiente, en la que solicita su permiso para cortar y nivelar el terreno ubicado en la calle Santa Elena, Parcela No. 2672, del Distrito Catastral No.2, en la provincia de Barahona.

Quedaba claro para el Ministerio de Medio Ambiente que la actividad autorizada en dicho terreno sería realizada con implementos agrícolas (machete) y que la superficie solicitada es menos de 5,000 mt2, queda exenta de pago de impuesto.

En la misiva de fecha 17 de abril de 2012, la Dirección Provincial del Ministerio de Medio Ambiente le informa a la Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Provincia de Barahona, en referencia a permisos y/o autorizaciones concedidas a la empresa KAPANGIM SDR ENTERPRISES, representada por el señor Julio Elena,
hacemos de su conocimiento, que en ningún caso esta Dirección ha otorgado permiso alguno a dicha empresa y/o a su promotor. De igual manera, le indicamos que en fecha 27 de enero del año en curso, se le otorgó un permiso de limpieza a la señora YLSIA NEBADIA SEGURA MOSCOSO, cédula de identidad No. 018-0011754-9…

El Ministerio de Medio Ambiente, en fecha 28 de marzo de 2012, se percató de que la limpieza del supuesto solar de 4 tareas había sido realizada por máquinas pesadas, por lo que procedió a detener los trabajos que se estaban ejecutando, hasta tanto normalizaran su situación en el Ministerio, pero los promotores aprovecharon el fin de semana y vaciaron una platea de hormigón armado, haciendo caso omiso a nuestra advertencia, entonces, procedimos a apoderar a la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente del caso, entidad que realizó un deceso ordenando la suspensión inmediata de toda actividad.

El 10 de abril del 2012, la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente visitó a la empresa KAPANGIM SDR ENTERPRISES, y le requirió los permisos. Dijeron que no los tenían. Entonces le notificamos la paralización de dichos trabajos de instalación de la planta hasta tanto obtengan el permiso ambiental.-

No hicieron caso a la Procuraduría y en tres ocasiones volvimos al lugar de los hechos y los encontramos trabajando, en esa virtud, en fecha 30 /8/ 2012, el Juzgado de Instrucción del Distrito Judicial de Barahona le impuso medida de coerción marcada con el No. 589-12-00024 a varias personas de esa empresa y se le otorgó 6 meses al Ministerio para presentar acto conclusivo” .

El Procurador General para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Ambientales acusó a la empresa y sus directivos de instalarse en un lugar prohibido por la Ley 266-04 y el Decreto 226-87 del Poder Ejecutivo que establece el plan de ordenamiento territorial de Barahona, de violar la Ley 64-00 sobre el Medio Ambiente y los Recursos Naturales, la Ley 123-71 sobre Extracción de la Corteza Terrestre, la Ley 541 sobre Turismo, así como la Constitución de la República y varios Acuerdos y Convenios Internacionales.

En consecuencia, el 15 de marzo de 2013, “la Procuraduría retuvo una patana cargada de sacos de cuatrocientas (400) libras cada uno. Esta carga fue sacada de una planta de hormigón de trituración de la caliza extraída de la Filipina, del Distrito Municipal Bahoruco, Municipio de Las Ciénegas, provincia Barahona, para el procesamiento de dicha caliza y producir Carbonato de Calcio a ser exportado a los Estados Unidos de Norteamérica.

LA EMPRESA ESTÁ EXPLOTANDO DICHA MINA SIN HABER OBTENIDO LA CONCESIÓN MINERA DE PARTE DEL ORGANISMO CORRESPONDIENTE. La planta de trituración de la caliza no ha obtenido el permiso del Ministerio de Ambiente para poder hacer ese tipo de operación en violación a la Ley 64-00”7.

El Juzgado de la Instrucción de Barahona ordenó mediante Auto Administrativo de Medida Cautelar de secuestro de los bienes que tenía la empresa en ese momento. Sin embargo, el Juez entregó dicho Auto Administrativo marcado con el No. 00432/2013, ocho meses después de haberse incoado la solicitud, es decir, dos meses después de vencido el plazo otorgado por el Ministerio Público para presentar Acto conclusivo sobre la medida de coerción de fecha 31/8/2012.

En otras palabras, al parecer, estos señores accionaron torciendo la Justicia para acomodarla a su favor. No obstante, el 01/03/2013 la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales de Barahona, presentó ACUSACIÓN formal contra la empresa SDR MINING ENTERPRISES, SRL, KAPANGIM, SDR, ENTERPRISES, James Alan Snyder, Julio Helena Ortiz y Timothy Charles Davis. La audiencia preliminar estaba fijada para el 27/03/2013 en el Juzgado de la Instrucción de Barahona” .

De nuevo los directivos tratan de sorprender al Tribunal y mediante un recurso de amparo, le mienten al Tribunal cuando le dicen que tienen un barco para embarcar el Carbonato de Calcio, cuando en realidad ese barco no está para eso y tiene destino en Puerto Plata y aquí en Barahona; solo descargará la basura que será llevada al vertedero municipal. Obviamente, este recurso de amparo fue perdido por los accionantes.

Es a estos “patriotas y buenos ciudadanos”, a los que el gobierno dominicano les ha entregado la explotación de una mina de carbonato de calcio, ubicada en una zona prohibida de la sierra del Bahoruco, cercana a la zona de amortiguamiento del Monumento Natural Padre Miguel Fuertes, donde nacen decenas de ríos, arroyos, cañadas y escorrentías que producen las aguas de nuestra provincia, con esta acción las autoridades han puesto la Iglesia en manos de Lutero.

Aquí estamos mostrando, en líneas azules, la gran cantidad de ríos, arroyos, cañadas y escorrentías, debajo de La Filipina, donde Belfond explotará la mina que secará estas fuentes acuíferas.

En febrero de 2016, una Comisión de la Dirección de Minería visita las instalaciones de la compañía minera Kapangim SDR Enterprise, en esa ocasión el ingeniero Marcos Pérez, funcionario de Kapangim, informó que en la zona existe una reserva de 98 por ciento de puro carbonato de calcio, lo que permitirá trabajar por treinta años sin dificultades ni preocupaciones.

Indicó que no cavan más de 20 metros después de conseguir la piedra caliza, y estiman en más de 500 millones de toneladas la reserva que hay en este lugar. Por Kapangim participaron Jay Snyder, Julio Helena, Tim Davis y Marcos Pérez, y por minería los ingenieros Ramón Morrobel, José A. Rosario y María Angelica Paulino. También María Flores, Adriana Guerra, Yobany De Aza, el consultor jurídico Ramon Núñez y los comunitarios María Cristina Aquino y el pastor Salvador Feliz Peña.

Como hemos podido leer, a los directivos de Belfond Enterprise lo único que les interesa son los 500 millones de toneladas de Carbonato de Calcio con un 98% de pureza que existen en las montañas de Las Filipinas, sin importarles que se sequen los ríos, desaparezcan las comunidades y se destruya toda la Sierra del Bahoruco. Si aplicamos el precio de la tonelada de Carbonato de Calcio y lo multiplicamos por 500 millones de toneladas, obtendríamos el universo económico que mueve a estos piratas ecológicos.

Si establecemos un precio tímido de quinientos dólares (USD 500) por tonelada de carbonato de calcio, estaríamos hablando de un valor de DOSCIENTOS CINCUENTA MIL MILLONES DE DÓLARES (USD 250,000,000,000.00), como el monto de la reserva que alberga Las Filipinas y que Belfond Enterprise pretende explotar a toda costa.