República Dominicana tiene una real necesidad de una reforma fiscal: BID

21-12-2020
Economía y empleos
Ojalá, República Dominicana

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Miguel Coronado Hunter, destacó la importancia de que República Dominicana discuta, a nivel país, la necesidad de implementar una reforma fiscal.

Coronado Hunter hizo estos planteamientos al participar como invitado en el Encuentro Económico del Periódico Hoy. Dijo que analizando la cifra del gasto tributario (5.1% del Producto Interno Bruto en 2019) se registran grandes “falencias”.

Valoró que esa medida debe verse como un ejercicio “muy sencillo”, analizando cuánto el país genera de ingresos y cuánto de gastos. Además de cuál es el “país que se quiere”.

Recordó que la reforma fiscal está enmarcada dentro de Plan Nacional de Desarrollo como una de las medidas esenciales que el país debe adoptar. Sin embargo, se ha ido postergando.

Expresó que en el país la presión fiscal ronda el 14%, sin embargo el gasto público es “bastante conservador y bastante rígido”, que se estima entre un 17% y 18%, lo que conlleva a que desde hace muchos años haya un déficit fiscal estructural.

Dijo que en el país se ven eficiencias en el sistema tributario, sin embargo hay oportunidades de mejoras para movilizar más ingresos, con mayor eficiencia y equidad.

Entre ellas citó continuar las mejoras en la gestión administrativa y de recursos humanos de la administración tributaria, incluyendo cambios en su estructura organizacional y en sus procesos operativos.

Además de reducir los gastos fiscales mediante el rediseño de los impuestos más importantes, como por ejemplo: reformar el Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) eliminando parte de las exenciones actuales.

También rediseñar el Impuesto sobre la Renta (ISR), ampliar la base imponible del impuesto sobre los activos a terrenos e inmuebles rurales o reemplazarlo por un impuesto mínimo a la renta.

Asimismo, racionalizar los incentivos tributarios reduciéndolos gradualmente para las empresas e inversionistas en las zonas francas, turismo así como adoptar cláusulas de caducidad para los mismos.

Además, rediseñar para el mediano plazo nuevos esquemas de incentivos sobre la base de análisis rigurosos de costo-beneficio y dentro de un marco fiscal de mediano plazo.

Por último, ampliar la base impositiva de todos los impuestos mediante incentivos a la formalización laboral, en particular lar en los sectores de la agricultura, la construcción y las ventas minoristas.

Si te interesa ampliar detalles, te invitamos a leer la noticia original publicada por el periódico Hoy.