El reto de Danilo

Anjá | Política - 25-02-2021

Editorial El Día, República Dominicana.

Sin que nadie se lo haya propuesto, los expresidentes de la República que ha tenido el Partido de la Liberación Dominicana han pasado a presidir esa organización.

Juan Bosch, su fundador, fue presidente del PLD desde su fundación y, tras su muerte, lo sustituyó Leonel Fernández, que había sido presidente de la República desde 1996 hasta 2000 (volvió a ocupar el cargo entre 2004 y 20012).

Presidió el PLD hasta que se fue a fundar el partido La Fuerza del Pueblo.

Todo parece indicar que el próximo presidente del partido morado será Danilo Medina, el tercer expresidente que ha tenido el PLD, aunque el único en la actualidad.

Quiere decir que el PLD, desde su fundación, ha sido dirigido por estadistas, lo cual aumenta su significación como instrumento de la democracia.

Le corresponderá a Danilo Medina, si las cosas se dan en el PLD como se proyecta, conducir al principal partido de la oposición y preservar su salud institucional por el bien del sistema de partidos.

Una oposición saludable, con sentido de Estado, es indispensable para el contrapeso político propio de los sistemas democráticos robustos.

También se requiere para garantizar la opción de alternabilidad que deben tener los pueblos.

El expresidente Medina se apresta a asumir un nuevo reto con el que a su vez garantiza que se mantendrá activo en el quehacer político.

Eso beneficia a la democracia.