Los nuevos hábitos formados con la covidianidad


Muchas cosas han cambiado con la covidianidad ante una nueva realidad en la que todos estamos confinados en casa, con distanciamiento social e impedidos de salir libremente y cumplir con las rutinas que normalmente hacíamos.

Así lo explicó Rocío Díaz Pichardo, fundadora y editora en jefe de Vía Tecnológica y productora y coconductora de Genoma Digital, al sostener una conversación con Roberto Rodríguez Marchena desde el Instagram Live de Ojalá Multimedia.

El confinamiento aceleró lo que ya estaba en marcha: uso de internet en la vida cotidiana, la optimización de procesos y de las estructuras de las empresas, las compras online, el teletrabajo, el marketing digital, entre otros aspectos.

¿Cómo se desdibuja la cotidianidad en lo adelante? Rocío Díaz Pichardo nos explicó este fenómeno social, desde el punto de vista tecnológico.

El teletrabajo

La entusiasta y experta de las tecnologías valoró el teletrabajo como «el primer gran cambio».

«Es una realidad que a mucha gente le ha golpeado fuertemente porque es algo muy nuevo, en este país, sobre todo, porque en Estados Unidos el tema se venía trabajando desde hacía muchos años por varios motivos, incluyendo la distancia de personas que viven lejos de sus centros de trabajo y podían hacerlo desde sus casas».

Explicó que en nuestro país «ha sido un proceso sobre la marcha, donde ha habido una adaptación de las dos partes: del empleado y del empleador. Gente que tiene que utilizar su internet, sus equipos y buscar un balance entre vida familiar y trabajo para que ambas cosas funcionen».

Educación a distancia

«Lo otro que hemos visto es la educación a distancia a todos los niveles. Incluso, hubo una situación al principio de la pandemia de que muchos cursos los ofrecían gratis, por un tema de que se entiende que la gente necesita formarse, no tiene los fondos y llegó una crisis que todavía no se ha visto cuál es su verdadero impacto».

Nuevos emprendimientos

Con respecto al surgimiento de nuevos emprendimientos, indicó que «toda esta situación que ha venido con la pandemia lo que ha hecho es buscarle la vuelta con recursos online que estaban ahí disponibles, que quizás muchos de nosotros no habíamos buscado la forma de usarlos más creativamente».

«Se está dando mucho con gente que hace comidas, que no tienen restaurantes, necesariamente, pero su pasión es cocinar y han encontrado una nueva fuente de ingresos ahí».

En ese sentido, destacó la serie de mejoras implementadas por Facebook.

«Como saben Instagram forma parte de Facebook. Hace unos meses se implementaron una serie de facilidades que van para ese tema del emprendimiento. Son tiendas que se han implementado en Instagram y en Facebook. Hay cosas que tienen más salida en Instagram, por ejemplo la comida, porque es una red social muy visual».

Deliverys y servicios online

Destacó, asimismo, la revalorización de los deliverys, área que ha experimentado un significativo aumento y ha obtenido más importancia que nunca.

Indicó que otros nuevos hábitos llegaron para quedarse en esta nueva normalidad. Mencionó los servicios de pago y las compras online.

Sobre este primer elemento, Díaz Pichardo dijo que muchas personas, incluyendo ella, han modificado la cultura de pago presencial y han optado por los servicios de pago online, debido a la importancia que posee el distanciamiento social en estos momentos.

«La gente está redescubriendo el valor de los servicios online. Yo misma prefería pagar mis servicios presencialmente, pero con la pandemia, viendo las filas que se forman, ahora todos mis servicios los pago por internet».

«Algo que ha derivado de esta pandemia, sobre todo en otros mercados, es que la gente prefiere no usar efectivo, le ha cogido miedo, porque en un momento se dijo que las papeletas podían transmitir el virus. Después se desmintió pero la gente dice ‘bueno para evitarme un problema, prefiero evitar el efectivo'».

Señaló que los pagos sin contacto constituyen otra modalidad que ha surgido ante esta nueva realidad. Su uso ha sido implementado en nuestro país, pero no es tan común como en Estados Unidos, Asia y Europa.

Revalorización del hogar y posterior impacto en industria de la moda

La revalorización del hogar ha sido otro de los fenómenos y, esta a su vez, ha impactado la industria de la moda. Muestra de ello, son los «lounge wear», piezas que surgieron como respuesta a nuevos hábitos de consumo.

Estas piezas consisten en un pantalón cómodo y una blusa o camisa, igualmente confortables, pero elegantes, lo que permite que las personas puedan estar presenciables para las videoconferencias y videollamadas, que tanta importancia han adquirido en el teletrabajo.

En fin, la covidianidad ha traído otras consecuencias como el aumento de la participación en las redes sociales, el redescubrimiento de nuevas formas de ser mas higiénicos y la tecnología se ha convertido en nuestra aliada para ganar tiempo que antes perdíamos en tapones, mientras nos deplázabamos hacia nuestros hogares, lugares de trabajo y/o centros de diversión, así como en filas para realizar trámites.

Si te perdiste la interesantísima conversación que sostuvieron Roberto Rodríguez Marchena y Rocío Díaz Pichardo sobre este y otros temas, te invitamos a verla en el IG TV de Ojalá Multimedia.