“Le dejamos 35% de apropiaciones presupuestarias al nuevo Gobierno”

Sin categoría - 07-10-2020

El exdirector general de Presupuesto, Luis Reyes Santos, dijo que es la primera vez que una administración de gobierno le traspasa a otra, dejándole por lo menos un 35% de las apropiaciones presupuestarias disponibles en la ley para continuar operando las instituciones públicas.

“No dejamos un Gobierno quebrado. Nosotros no dejamos un desorden, como ha dicho la nueva administración”, aseguró Luis Reyes Santos, entrevistado en Despierta por CDN, del canal 37.

“Cuando nosotros llegamos en el 2012 lo único que nos dejaron fue sueldos, las nómicas de las instituciones y pagar algunos gastos. Las instrucciones del Presidente fueron categóricas, incluso lo dijo en un consejo de Gobierno, que el director de Presupuesto era responsable de que eso fuera así”, rememoró el funcionario, refiriéndose al momento en el que el expresidente Danilo Medina asumió las riendas del Estado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Aseguró que el pasado Gobierno le dejó al encabezado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) los fondos correspondientes para cubrir el mes de agosto, y de agosto a diciembre, en apropiaciones de gastos, para que todas las instituciones, con excepción de los programas sociales, se manejaran.

“Lo dejamos totalmente, institución por institución y ustedes pueden verlo en la ejecución presupuestaria”, le dijo Reyes Santos a los conductores del programa de televisión de CDN.

“Ustedes pueden ver una ley suplementaria que se sometió al Congreso. Si hubiéramos dejado un desorden habría que coger y reasignar todas esas partidas de gastos para poder cubrir eso. Yo digo que por eso no me preocupa, porque eso es demostrable. Habrá una ejecución presupuestaria que va a ser comparable… lo que se aprobó, versus lo que se ejecuta. Y ahí vamos a ver realmente si nosotros dejamos un desorden”, explicó.

Dijo que eso es auditable y demostrable. “Creo que es un error del Gobierno persistir en el discurso y la narrativa de que dejamos un país quebrado, para justificar lo que puede ser una reforma fiscal; que puede tener razones macroeconómicas de más».

«Creo que la coyuntura macroeconómica puede justificar de más la iniciativa. Yo no la comparto, pero puedo entenderla y no objetaría. Y no la comparto porque no me parece que este sea el momento y porque predispone la población para una reforma de mucho mejor calado, que nosotros eventualmente como sociedad vamos a tener que asumir”. dijo.

Y advirtió que con esta experiencia, cuando el próximo año el país tenga que sentarse a discutir una reforma fiscal que busque captar más del 0.4% del PIB que busca la iniciativa de ahora, posiblemente la población no tenga una actitud positiva para discutir eso.

Satanización de las deudas

En otro momento de la entrevista, Luis Reyes Santos aseguró que parte de los problemas que tiene el Gobierno actual obedece a que tiene un discurso de satanizar el endeudamiento y ha terminado entrampado en eso.

“El endeudamiento es una herramienta que usted tiene a mano, que debería utilizar de manera sana y de manera racional, pero no satanizarlo”, dijo.

De otro lado, Reyes criticó que el Gobierno actual no haya diseñado una estrategia de comunicación para soportar y explicar el diseño del Presupuesto Nacional.

“En una fase de recepción, como la que está viviendo el país en estos momentos no es conveniente plantearse subir los recaudos”, dijo.

Pide se aclare a cuáles activos se está refiriendo

Según Reyes, el Gobierno debe aclarar a cuáles activos se refiere cuando dice que venderá activos.

“Eso está ahí; del total de ingresos del Gobierno que está contemplado en ese proyecto de Presupuesto, hay 89,000 millones de pesos identificados en una partida de ingresos, que se presume que va a venir (de capital, transferencia de capital al Gobierno, que se presume que va a venir de una empresa pública o de una institución autónoma”, apuntó.

Aseguró que el Pasado gobierno le dejó al encabezado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) los fondos correspondientes para cubrir el mes de agosto, y de agosto a diciembre, en apropiaciones de gastos, para que todas las instituciones, con excepción de los programas sociales, se manejaran. “Lo dejamos totalmente, institución por institución y ustedes pueden verlo en la ejecución presupuestaria”, le dijo Reyes Santos a los conductores del programa de televisión de CDN.

“Ustedes pueden ver una ley suplementaria que se sometió al Congreso. Si hubiéramos dejado un desorden habría que coger y reasignar todas esas partidas de gastos para poder cubrir eso. Yo digo que por eso no me preocupa, porque eso es demostrable. Habrá una ejecución presupuestaria que va a ser comparable… lo que se aprobó, versus lo que se ejecuta. Y ahí vamos a ver realmente si nosotros dejamos un desorden”, explicó.

Dijo que eso es auditable y demostrable. “Creo que es un error del Gobierno persistir en el discurso y la narrativa de que dejamos un país quebrado, para justificar lo que puede ser una reforma fiscal; que puede tener razones macroeconómicas de más. Creo que la coyuntura macroeconómica puede justificar de más la iniciativa. Yo no la comparto, pero puedo entenderla y no objetaría. Y no la comparto porque no me parece que este sea el momento y porque predispone la población para una reforma de mucho mejor calado, que nosotros eventualmente como sociedad vamos a tener que asumir”. dijo. Y advirtió que con esta experiencia, cuando el próximo año el país tenga que sentarse a discutir una reforma fiscal que busque captar más del 0.4% del PIB que busca la iniciativa de ahora, posiblemente la población no tenga una actitud positiva para discutir eso.

Satanización de las deudas

En otro momento de la entrevista, Luis Reyes Santos aseguró que parte de los problemas que tiene el Gobierno actual obedece a que tiene un discurso de satanizar el endeudamiento y ha terminado entrampado en ese discurso. “El endeudamiento es una herramienta que usted tiene a mano, que debería utilizar de manera sana y de manera racional, pero no satanizarlo”, dijo.

De otro lado, Reyes criticó que el Gobierno actual no haya diseñado una estrategia de comunicación para soportar y explicar el diseño del Presupuesto Nacional. “En una fase de recepción, como la que está viviendo el país en estos momentos no es conveniente plantearse subir los recaudos”, dijo.

Pide se aclare a cuáles activos se está refiriendo

Según Reyes, el Gobierno debe aclarar a cuáles activos se refiere cuando dice que venderá activos. “Eso está ahí; del total de ingresos del Gobierno que está contemplado en ese proyecto de Presupuesto, hay 89,000 millones de pesos identificados en una partida de ingresos, que se presume que va a venir (de capital, transferencia de capital al Gobierno, que se presume que va a venir de una empresa pública o de una institución autónoma”, apuntó.

Fuente:
El Caribe