Contar con el moquillo


La prolongada situación sanitaria creada por el COVID-19 ha DESTRUIDO empleos, CERRADO empresas e IMPEDIDO crear mucha riqueza en nuestro país.

ALIVIA, sin embargo, el buen flujo de REMESAS, el precio del ORO, la BAJA en IMPORTACIONES de petróleo y la seguridad alimentaria que proveen los productores agropecuarios.

Aunque ahora han subido los PRECIOS de varios ALIMENTOS.

La economía dominicana es DIVERSA y muestra buena RESILIENCIA.

Quedan por delante meses DESAFIANTES para la salud y la economía aquí y en el mundo.

La recomendación a los dominicanos no podrá ser nunca “SÁLVESE el que pueda”, ni tampoco que “SAQUE PROVECHO el más vivo”, porque iríamos a PEOR.

Hay que gestionar con INTELIGENCIA, CREATIVIDAD y PRUDENCIA, democratizando la demanda de bienes y servicios.

Estos son los momentos en el que cualquier país y sus empresarios QUISIERAN TENER un mercado interno fuerte, con una población con poder ADQUISITIVO, bien ALIMENTADA y PROTEGIDA su salud.

¡Hay que contar siempre con el moquillo!

Para empezar, la MEJOR manera es PROTEGER todas esas CONQUISTAS logradas en 8 años de gobierno de Danilo Medina que HICIERON más grande, democrática y resiliente a la economía dominicana, sus negocios y familias.

Puedo mencionar algunas: la democratización del crédito y de las compras públicas, proveer a los hogares con niños en edad escolar del desayuno, almuerzo y merienda, abastecer a buen precio las Farmacias del Pueblo, mimar Punta Catalina que suple el 35% de la energía que consumimos.

Mantener programas FASE II y Comer es Primero, continuar el Plan de Reforestemos Quisqueya hasta completar las 700,000 tareas.

Se puede.

Hay ÁNIMO y sobra CONFIANZA con la República Dominicana.