Mi paso por Radio Televisión Dominicana


Cuando llegamos a CERTV a fines de octubre del 2014 encontramos deudas por 57 millones 207 mil 355 pesos con 85. Diecisiete millones se debían solamente a la DGII por impuestos y retenciones no pagados. De aquella deuda de más de 57 millones pagamos más de 46 millones, quedando pendientes menos de diez millones con la DGII, con la cual hicimos un acuerdo de pago. Además, dejamos en fondo unos noventa millones de pesos a la nueva administración que inició el pasado 16 de agosto.

De los pocos vehículos que encontramos en octubre 2014, dos estaban totalmente desarmados en talleres privados y el resto estaba para ser descargado en Bienes Nacionales, como efectivamente hicimos poco después. Los últimos vehículos de esa vieja flotilla están actualmente en proceso de descargo ante Bienes Nacionales.

En cuanto a los medios, debido a su pobre calidad, la señal del canal 4 no estaba presente en algunas de las plataformas más importantes del país (servicio básico de Claro, por ejemplo) y las emisoras de radio languidecían por igual debido a que poseían transmisores obsoletos y ninguno de los medios tenía presencia en Internet ni página digital ni cuentas en las redes sociales.

En octubre del 2014 me comprometí a hacer todo lo posible para recuperar la RTVD y hoy puedo decir con satisfacción: cumplimos. Toda la infraestructura de la institución fue renovada por disposición del presidente Danilo Medina, incluidas las áreas de Comedor y Cafetería, la Plaza Cultural Rafael Solano, que tenía casi quince años abandonada, y el edificio reservado para el Museo Don Lulio Moscoso.

Recibimos un canal 4 con una señal mediocre y entregamos no uno, sino dos canales, porque ya el canal 17, cuyo transmisor recibimos apagado y con varios módulos de potencia menos, está  en el aire. Hoy la señal del canal 4RD está en alta definición (HD) y, más aún, el canal 17 hoy está también transmitiendo en alta definición, como hemos dicho. El ancho de banda del canal 4 fue aumentado de 2.5 a 4.0 megahertz y las emisoras de radio fueron subidas al satélite fruto de un nuevo acuerdo con el suplidor.

Entregamos dos canales en vez de uno y una Radio Televisión Dominicana con una planta física nueva, que pagó de manera religiosa a su personal; que  mejoró significativamente los sueldos de sus servidores; que pagó a tiempo a todos sus suplidores; que no tiene deudas pendientes más que la ya mencionada con la DGII, herencia de la administración anterior, y que ha adquirido el equipamiento necesario para seguir haciendo buena televisión y mejor radio.

El canal 4RD fue actualizado con tecnología digital full HD y con la adquisición de nuevos equipos como cámaras de televisión para interior y exterior, dos grúas porta-cámaras con todos sus accesorios para los estudios A y B, un nuevo conjunto de cámaras de vigilancia para mejorar la seguridad en las instalaciones y mejoramos la capacidad de aislamiento de los equipos con nuevos bancos de tierra para protegerlos de los costosos rayos que con frecuencia afectan a instalaciones de esa naturaleza.

En cuanto a la radio, reactivamos estaciones que estaban abandonadas y apagadas como las de Pedernales, Dajabón, Guanito (en San Juan de la Maguana) y La Hoz, en Barahona, y recientemente rehabilitamos la estación de La Romana, que había sido borrada por el huracán Georges en el 1997, desde donde ya está transmitiendo Dominicana FM y pronto deberá hacerlo Quisqueya FM, si se da continuidad a los planes que dejamos en curso. Adquirimos cuatro transmisores de 15  kilos y procesadores de audio digitales para Quisqueya FM y Dominicana FM y siete  transmisores de 5 kilos para las estaciones de repetición del interior del país, cinco de los cuales fueron recientemente adjudicados y pronto llegarán al país desde Italia.

Hoy todos los medios (salvo el canal 17, recién puesto en el aire) cuentan con sus páginas digitales y se les puede dar seguimiento por internet, además de los medios convencionales, y todos tienen presencia en las redes sociales. Una idea de lo que ha ocurrido con RTVD en lo digital nos la da YouTube: cuando llegamos allí apenas tenía unos cuantos cientos de seguidores, hoy lo siguen más de cincuenta mil suscriptores sólo en ese medio.

En cuanto a la vieja flotilla de vehículos que recibimos, ésta fue sustituida por ocho nuevas camionetas más un minibús de 30 pasajeros adquiridos en licitación. Llevamos a cabo decenas de procesos de licitación y de procesos por comparación de precios tanto para compra de equipos, como para producción de contenido para los medios de la RTVD. En promedio, realizamos una inversión anual cercana a los 30 millones de pesos los cuales, junto a los 80 millones invertidos por la Presidencia de la República en la remodelación de la planta física, suman más de 200 millones de pesos en cinco años. La pandemia del COVID-19 nos atrapó en el inicio de una licitación para adquirir la nueva iluminación de los estudios de televisión y tuvimos que suspender ese proceso; pero adquirimos los equipos de sonido que antes se alquilaba para las producciones.

En cuanto a la programación del canal 4RD, fue modificada casi en su totalidad pero no sobre la base de los esquemas tradicionales de programas fijos y enlatados, sino a base de una programación ágil, innovadora, cultural, educativa, que hace hincapié en la cultura, historia e identidad de nuestro pueblo, sus valores y tradiciones, sus destacados hombres y mujeres. Inauguramos una importante serie de homenajes y de programas especiales entre los que merecen ser destacados los tributos al maestro Papa Molina, al maestro Rafael Solano, a Casandra Damirón a propósito del centenario de su nacimiento, al saxofonista Juan Colón y a Tavito Vásquez (concierto “Con el Alma de Tavito”), a la Bachata (a propósito de su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad) y decenas de paneles monográficos sobre ciencia, arte, cultura, Historia, etcétera. Cabe mencionar aquí que, por primera vez en décadas, volvió a la vida con casi todos esos conciertos y homenajes la Gran Orquesta de la Radio Televisión Dominicana bajo la dirección del joven maestro Josean Jacobo.

Casi todos los grupos musicales y solistas dominicanos fueron grabados para los canales 4RD y 17 en una labor de producción ingente que ojalá pueda ser mantenida por esa institución en los años venideros. En los últimos meses, a propósito de la pandemia del Covid 19, Radio Televisión Dominicana fue un espacio de apoyo para nuestros solistas y agrupaciones. En un ambicioso proyecto coordinado por los maestros Kinito Méndez, Ramón Orlando Valoy y nuestro querido Víctor Víctor (ido a destiempo) y con las empresas La Vitrola, Luis Medrano Entretenimientos y EventsProjects (Iván Fernández) organizamos y grabamosdecenas de conciertos que pagamos con fondos propios y que constituyen un acervo formidable para la parrilla programática y para los archivos e historia de la RTVD.

Dejamos en el aire el canal 17 en los números 17 (estándar) y 1017 (HD), de Claro, y pronto deberá estar también en Altice y demás cableras si se da continuidad a su desarrollo. La programación del canal 17 de Radio Televisión Dominicana (RTVD 17) es eminentemente educativa e informativa y tiene el propósito de contribuir al desarrollo social y humano,  llevando a la teleaudiencia un tipo de televisión encaminado a difundir nuestro patrimonio histórico y los valores que nos identifican como pueblo; la ciencia, la tecnología, nuestra música, la defensa del medioambiente, los derechos ciudadanos, el arte y la cultura, a  través de programas, documentales, conciertos, series, videos cortos, cápsulas culturales, obras de teatro, y conciertos en armonía con las exigencias actuales. En las manos de la nueva administración queda completar este interesante proyecto.

En cuanto a Recursos Humanos, desde que llegamos a la RTVD nos dedicamos a llevar a cabo las reuniones con todos los directores de áreas, con el Consejo de Administración y con los encargados de las tres emisoras de radio. Con el personal en general hicimos reuniones de estudio y capacitación cuantas veces pudimos y tan pronto llegamos a la CERTV pusimos a disposición del personal de la Institución la Cooperativa de Ahorros y Créditos y Servicios Múltiples de Comunicadores y Afines (COOPUNIDOS) a la cual se afiliaron poco más de 150 empleados, quienes se han beneficiado de los planes de ahorro y crédito para educación, salud, electrodomésticos, entre  otros. La Cooperativa ha facilitado financiamiento a los socios por más de veinte millones de pesos, arrebatando a ese personal de las garras de los usureros que pululaban por CERTV. Esperamos el apoyo de la nueva administración a esa digna iniciativa.

Con orgullo puedo decir que nunca antes, desde el final de la tiranía trujillista, se llevó a cabo en RTVD un programa de transformaciones tan abarcador como necesario. Una visita a las nuevas instalaciones de CERTV sería suficiente para comprobarlo. Quedan retos pendientes, como siempre, pero basta con que se dé continuidad a los planes en curso para que el Estado y el pueblo sigan contando con unos  medios en condición de servir al pueblo y al Estado como éstos merecen.