Charles Mingus, más allá del jazz

Música - 21-11-2020

Por lo general, los genios son controversiales, sea cual sea la rama a la que se dedican. Algunos no buscan que los comprendan, tampoco aceptación, sencillamente transitan por una galaxia que muy pocos conocen.

Mingus era uno de esos genios que se expresaba en letras para luego convertirlas en notas musicales flotantes y finalizar interpretándolas con todos los sentimientos que un ser humano puede expresar, con el alma que vuela sobre una constelación perdida.

Si bien el jazz era su vida, Mingus era un radical defensor de los derechos civiles y raciales, que por tantos años transitan aun en los Estados Unidos.

Pero no solo de su país, era un amante de las libertades de todo el continente, “Haitian Fight Song” (canción de la lucha haitiana), es una muestra de ello.

Originalmente del álbum “The Clown”, grabado en 1957 para un sello disquero, que no saldría hasta 1961, Mingus quiso reflejar en estas letras toda la angustia y sufrimiento del pueblo haitiano sujeto al colonialismo y la esclavitud de aquella época.

En palabras del propio Mingus, «Yo diría que esta canción tiene un sentimiento folk contemporáneo. Mi solo en él es de una profunda concentración. No puedo tocarlo bien a menos que esté pensando en los prejuicios, el odio, la persecución, y lo injusto que es. Ahí hay tristeza y llantos, pero también determinación. Y generalmente termina con mis sentimientos”.

En ese mismo año, 1957, ocurrió un evento en Arkansas donde el gobernador Orval Fabus llamó a la guardia nacional para impedir que nueve estudiantes negros ingresaran a la escuela integrada, en cumplimiento del fallo de la Corte Suprema de Justicia Brown vs. Board of Education.

El presidente Eisenhower envió al Ejército para garantizar la entrada y protección de los niños en la escuela.

Charles Mingus escribió el tema “Fables of Faubus” como una manera de protestar a la decisión tomada por el gobernador. Curiosamente, la disquera incluyó el disco en el álbum de Mingus de 1959, donde omitieron las letras por entender que eran incendiarias.

Freedom”, otras letras desafiantes para esa época, es una muestra de su lucha contra el tema racial, junto con “Moanin” y “Wednesday Night Prayer Meeting”.

Charles Mingus fue quizás el más controversial de los músicos de jazz. Quizás por genio, quizás por su propia historia, pero tan grandemente humano.

Entendió que el jazz que nació con los dolores del blues tenía que descargarse con notas musicales hechas poemas pero que removieran la conciencia de aquella época tan infame.

“Soy mulato, soy de piel amarilla… medio amarilla… apenas amarilla, no soy lo bastante blanco para dejar de pasar por negro ni lo bastante claro para que me llamen blanco. Yo me declaro negro. Soy Charles Mingus: para mí, no tengo color… Charles Mingus es un músico, un músico mestizo que toca con belleza, que toca con fealdad, que toca con amor, que toca masculinamente, que toca femeninamente, que toca música, que toca todos los sonidos, fuertes, suaves, sonidos que no se oyen, sonidos, sonidos, sonidos…” Charles Mingus