|
Redacción
| |
Miércoles, 13 de Mayo de 2015
|

Las 55 Cuevas del Pomier alojan arte rupestre indígena, pictografías de aves, reptiles, peces y humanos de hace más de 2,000 años, y por ley son patrimonio, reserva cultural y natural invaluable de la República Dominicana.
 
De fácil acceso, Pomier es una comunidad muy próxima a San Cristóbal, distante a 30 kilómetros de Santo Domingo.
 
Ignoradas y maltratadas por muchísimos años, las Cuevas del Pomier deben su conservación a las leyes que la protegen, pero sobre todo a los vecinos y vecinas, habitantes del lugar que las han cuidado y las cuidan con celo militante de vándalos y desaprensivos. Y de la indiferencia.
 
Especial mención merece la familia Corporán, en particular el muy querido Magino Corporán Lorenzo, quien asumió su defensa y visibilización hace casi 50 años.
 
Tan pronto llegó a la dirección del CONADIS (Consejo Nacional de la Discapacidad) y siguiendo la política de inclusión de todos y todas de nuestro gobierno, el gobierno de Danilo Medina, Magino Corporán decidió crear las condiciones para que las personas con discapacidad, las personas especiales, como otros dominicanos y extranjeros, también disfrutaran Las Cuevas del Pomier y su riqueza antropológica. 
 
Y las creó. Las Cuevas del Pomier, sus accesos externos e internos, pasadizos, rutas fueron acondicionadas para recibir a todo el mundo. A todo…
 
Hace poco fuimos testigos de la visita de un grupo de personas con alguna discapacidad y que "salieron del escondite". 
 
Hoy la contamos. Así celebramos su derecho a querer y ser como son y ser correspondidos. Y entregarles la simpatía que nos merecen.
 
Ellos y ellas disfrutaron complacidos su excursión entre risas y baile.
 
Las Cuevas del Pomier ya son de todos los dominicanos y dominicanas. Así construimos Patria incluyente, con todos y todas.

Ver video...

https://youtu.be/fmV-hwUB358

Perspectiva Ciudadana