|
Redacción
| |
Martes, 14 de Abril de 2015
|

Lo primero que hizo Noel Newman para triunfar fue ponerse a estudiar diseño de moda. Lo que es cierto, aunque no del todo, porque mucho sabía antes de ponerse a estudiar. Y es que Noel nació y se crió dentro del taller de costura de sus padres.

A Noel Newman no le gustaba la idea de vivir de la sastrería.

A trompones se hizo bachiller. Rebelde. Inconforme.

No le gustaba la idea de vivir de la sastrería por la lucha y el cheleo en el que se desenvolvían sus padres. Trabajar para vivir cansado no le animaba. 

Noel nació y se crió dentro del taller de costura de sus padres.

Ambicioso era de muchacho y sigue siéndolo ya modisto. En el buen sentido de la palabra.

Una que otra vez se ponía a inventar con una chacabana. Para probar y probarse. La colgaba soñando que un cliente se la llevara. ¡Qué va! “Se llenaban de polvo”, recuerda.

Encontró apoyo del CEI-RD para ir a Dominicana Moda y al RDFashion Week. 

Le faltaba escuela a su audacia creativa.

Tocó puertas y, por supuesto, nadie le hizo caso. Sin embargo, en lugar de arrepentirse y devolverse, creyó en si mismo y siguió adelante. Ahora, menos ingenuo.

A través de Caribbean Export recibió un préstamo para adquirir mejores maquinarias. 

Y sucedió que -cosas de la vida y que algunos llaman del destino- sin andar buscándolo, encontró apoyo del CEI-RD para ir a Dominicana Moda, al RDFashion Week. El CEI-RD fue quien supo de él, lo ubicó y se acercó. No al revés como era usual antes del gobierno de Danilo Medina, cuando los micro y pequeños emprendedores andaban como mendigos procurando la solidaridad del Estado o del Gobierno. Sin conseguirla.

“Mira a dónde me han llevado”, dice ahora satisfecho. A través de Caribbean Export (Unión Europea) recibió un préstamo de 30,000 euros con los que comprará mejores maquinarias.

De la mano del CEI-RD, Noel Newman se ha internacionalizado.

Ver video...

https://youtu.be/Vthrvg4RzKQ

Perspectiva Ciudadana