|
EL SIGLO
| |
Lunes, 30 de Julio de 2001
|

El presidente de la Federación de Transportistas La Nueva Opción (Fenatrano), Juan Hubieres, solicitó al presidente Hipólito Mejía que no ejecute el plan de renovación de flotillas de vehículos "Renove".


 El dirigente sindical explicó que hace la petición porque el Gobierno, a través de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), hizo acuerdos con la compañía Ángulo Abierto Internacional, según el, sin licitación, para importar más de mil unidades de vehículos, por lo que considera que Renove se convierte en un proyecto innecesario.


Sin embargo, el director de la Amet, Onéximo González, informó a EL SIGLO, el pasado viernes, que aún no se ha hecho ninguna negociación y que la empresa que estructura el financiamiento lo hace de forma particular.


En ese sentido, especificó que el Gobierno no tendrá que dar su aval para el proyecto de importación de dichos vehículos, que serán incorporados al sistema de transporte público. Eso significa que el Banco Internacional de Miami ejecutará el financiamiento directamente con los transportistas, y dicha compañía sólo será la intermediaria, según sus afirmaciones. Empero, Hubieres argumenta que tiene informaciones de que el Gobierno, a través de la Amet, le entregó a Ángulo Abierto, una comunicación de apoyo, el 6 de julio, para que el Banco Internacional de Miami le "preaprobara" dos préstamos, uno por US$43 millones y otro posterior, el 20 del mismo mes, por US$16 millones para la compra de 700 minibuses y autobuses y 400 microbuses, respectivamente.


Renove es un proyecto valorado en 150 millones de dólares que pretende cambiar la flotilla de vehículos del transporte público, mediante acuerdos con la empresa Hyunday Comercial Vehicles América. OTRO ASPECTO. Hubieres informó, además, que retira públicamente su firma de todo lo concerniente a la venta de microbuses de la marca Nissan, como los que se adquirieron durante la gestión del ex presidente Leonel Fenández ("pollitos") tras considerar que fueron sobrevaluadados. De acuerdo con el dirigente sindical, durante el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) esos vehículos se adquirieron en US$14 mil y ahora se van a pagar a 17 mil 700 dólares. Hubieres dice que las autoridades argumentaron que el aumento en el precio se debía a la dureza de la moneda europea, a pesar de que la misma ha descendido en un 20%.


 Renove es un proyecto valorado en US$150 millones que pretende mejorar los vehículos del transporte público Hubieres contó a EL SIGLO que le han amenazado por no estar de acuerdo con la forma en que se está manejando Renove, que a su juicio, es poco transparente. Según dice, un general le dijo que él (el sindicalista) iba a saber lo que significaba el poder del Estado.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana